Ir al contenido principal

Lupa (Decimo tercera entrega)


El municipio de Juan Santiago en la provincia de Elías Piña es uno de los pueblos de las proximidades de la frontera de la Republica Dominicana con la Republica de Haití. Al igual que el resto de esos pueblos es de pocos habitantes, en la actualidad no pasan de 5, 000. Es polvoriento y con calles muy maltratadas en su gran mayoría. Aquí se dedican a la Agropecuaria  y la  Ganadería. Esta zona se convirtió en municipio siendo sección de Hondo Valle. Esta alrededor de Los Llanos, La Mata de Farfán; El Cercado.

El municipio de Juan Santiago está considerado como el más pobre del país. La mayoría de sus casas son casuchas raídas, cayéndose con la desesperanza, con enramadas como cocina donde para hervir un plátano o colar un poco de café hay que buscar leña y armar un fogón con leña y tres piedras.

Mientras más pobre es la persona más supersticiosa es; además de ser fiel seguidora de tradiciones culturales de los pueblos. Aquí se destaca una adivinadora muy popular, Agapita Montero, esta vivía en una casa de madera techada de paja. En su frente se notaba que habían regado muchas piedras y la  habían aplanado para mitigar el polvo. Del lado de atrás de la casa se extendía un gran patio que al final de este había una pequeña choza, dentro de esta un gran altar llenos de santos con velas encendidas.

En el Altar se destacaban un par de sillas de guano, una frente a la otra, colgando de una de ella había un pequeño bultito confeccionado de guano con un tirante para ponerlo en los hombros. A un lado una pequeña ponchera con agua limpia y a su lado un ánfora con una vela encendida en la parte superior.

En el altar se podían ver una serie de santos de veneración popular en la Republica Dominicana. Algunos no tan conocido aquí, decían que Agapita los había traído desde Haití, en donde la práctica del Vudú es muy común.

En los alrededores del patio todo estaba muy ordenado y limpio. Se veía pintado de azul y blanco toda el área y habían colocado algunas imágenes por aquel lugar que también era sombreado por dos matas de mango que difícil mente se les podían ver estos porque no le dejaban madurar en la mata.

Los pensamientos de Isa volaban hacia el destino que habían cogido las tres mujeres  que se habían subido en una guagua voladora de las que van al sur profundo. Visitarían a Agapita Montero para buscarle solución a los problemas de la familia Rodríguez y que la adivina de la taza no había podido llegar tan lejos. El día anterior no quiso entrar en detalle con lo que había vista en la taza de la madre de Rosa, pero fue algo muy malo, solo le dijo a las mujeres que tenían que seguir buscando para que puedan solucionar. Les aconsejo hacer el viaje a Elías Piña a buscar ayuda y hasta se ofreció para ir con ellas. Aquel era su pueblo natal y aprovecharía para hacer algunas diligencias.

Salieron muy de madrugada, en la primera guagua, se quedarían a orilla de la carretera y de ahí había que subirse en una vieja camioneta descapotada que las dejaría en su destino llenas de polvo.

Isa había advertido que cuando se anda en esta misión hay que tener mucha cuenta porque los malos espíritus andan suelto y pueden poner obstáculos para poder llegar al destino.

No había las mujeres de estar murmurando esta parte cuando una gran sombra se sintió pasar por encima de aquel vehículo y teniendo su primera desgracia de aquel día.





Continuara…

Humberto Guerrero

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lupa (Sexta entrega)

Camilo Antonio Rodríguez era el hermano mayor de Rosa, fue un niño que nació grande, demasiadas responsabilidades desde pequeño. Solo había que verlo para saber de su seriedad, era muy correcto y trabajador. Comenzó la niñez lustrando zapatos (limpiabotas), recogió cartones y botellas para venderlo.
Los vecinos decían que se iba a los extremos, recordaban aquel día que el chico encontró la cartera del Pastor evangélico “Don Chucho”. La cartera tenía dos mil pesos y el “tonto” como le llamaban fue y se la devolvió. Se reían recordando la recompensa que le había dado el pastor, veinte pesos.
El Papa de los Rodríguez le puso ese nombre por la admiración que sentía del comandante Camilo Cienfuegos, de la Revolución Cubana. Siempre andaba buscando las hazañas de este guerrillero y contándosela al chico,
Camilo desde su adolescencia se las había pasado perdidamente enamorado de la hija de la profe Chea, la profesora más popular de la escuela pública.No se atrevía a decirle nada porque no tení…

Lupa (Decima primera entrega)

Rosa y su madre pasaron momentos bastante desagradables en aquel cuartucho del departamento de crímenes y delitos a la propiedad. Allí no se les acusaba de nada, solo querían saber si ellas conocían algo de las actividades de ambos delincuentes.
Fue en estas circunstancias que se enteraron y tuvieron detalles de lo que le paso a Pucho. Rosa quiso fingir, pero no pudo, perdió el control de sus sentimientos y comenzó a llorar. Sumadre sabía lo que pasaba. El policía pensó que toda aquella algarabía seria por su hermano. Ya que la madre también parecía desconsolada con la muerte de su hijo. Al fin pudieron marcharse.
Pasaron los funerales y poco a poco aquellos sectores fueron retornando a su normalidad. Es el destino, se habla mucho cuando los muertos aún están algo caliente, pero a los pocos días las personas pierden el interés del tema y ya algún nuevo tema acapara su atención. Quienes no olvidan son los seres queridos cercanos a los difuntos. Esos siempre mantendrán ese trago amargo po…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…