La historia del presidente de México de origen dominicano

Se trata de Emilio Portes Gil, quien gobernó el país azteca de forma interina del 1 de diciembre de 1928 al 4 de febrero de 1930



SANTO DOMINGO. La historia lo narra. Hubo un presidente de México que era de origen dominicano. Se trata de Emilio Portes Gil, un abogado que gobernó de forma interina el país azteca del 1 de diciembre de 1928 al 4 de febrero de 1930.

Portes Gil nació en Ciudad Victoria, en el estado de Tamaulipas, el día 3 de octubre de 1890. Descendiente directo de Simón de Portes (su abuelo), político originario de República Dominicana, quien en el primer tercio del Siglo XIX salió de nuestro país y vino se radicó Tamaulipas.

Quedó en la orfandad de padre a la edad de tres años y ante el desamparo económico en que se encontraba su familia, fue su madre (también nacida en República Dominicana) la encargada de mantenerlo y de modelarlo en su niñez. Doña Adelaida tomó el timón de la familia y para sostenerla realizó quehaceres, a veces hasta por las noches, de costurera. Contrajo matrimonio con Carmen García González en 1922.

Escribió múltiples artículos periodísticos y dictó conferencias. En los últimos años de su vida, se dedicó a redactar testimonios de las experiencias de su actuación en la vida pública en México. Entre sus obras destacan la “Autobiografía de la Revolución” y “Raigambre de la Revolución en Tamaulipas”.


Comentarios