jueves, 29 de marzo de 2018

La historia del presidente de México de origen dominicano

Se trata de Emilio Portes Gil, quien gobernó el país azteca de forma interina del 1 de diciembre de 1928 al 4 de febrero de 1930



SANTO DOMINGO. La historia lo narra. Hubo un presidente de México que era de origen dominicano. Se trata de Emilio Portes Gil, un abogado que gobernó de forma interina el país azteca del 1 de diciembre de 1928 al 4 de febrero de 1930.

Portes Gil nació en Ciudad Victoria, en el estado de Tamaulipas, el día 3 de octubre de 1890. Descendiente directo de Simón de Portes (su abuelo), político originario de República Dominicana, quien en el primer tercio del Siglo XIX salió de nuestro país y vino se radicó Tamaulipas.

Quedó en la orfandad de padre a la edad de tres años y ante el desamparo económico en que se encontraba su familia, fue su madre (también nacida en República Dominicana) la encargada de mantenerlo y de modelarlo en su niñez. Doña Adelaida tomó el timón de la familia y para sostenerla realizó quehaceres, a veces hasta por las noches, de costurera. Contrajo matrimonio con Carmen García González en 1922.

Escribió múltiples artículos periodísticos y dictó conferencias. En los últimos años de su vida, se dedicó a redactar testimonios de las experiencias de su actuación en la vida pública en México. Entre sus obras destacan la “Autobiografía de la Revolución” y “Raigambre de la Revolución en Tamaulipas”.


lunes, 5 de marzo de 2018

Por qué el sultán Solimán era más magnífico de lo que habrías pensado y otras 3 cosas que quizás no sabías del Imperio Otomano

El Imperio Otomano fue uno de los más grandes de la historia.

Solimán el Magnífico

El Imperio Otomano fue uno de los más grandes de la historia.

Con una dinastía que abarcó 600 años, en su apogeo incluyó lo que ahora es Bulgaria, Egipto, Grecia, Hungría, Jordania, Líbano, Israel, los territorios palestinos, Macedonia, Rumania, Siria, partes de Arabia y la costa norte de África.

En algunos países, se trata de un legado que prefieren olvidar, en otros es un tema acaloradamente debatido y, en un puñado, parte del orgullo nacional.

De lo que no hay duda es de que se trata de un tema fascinante. En este artículo el historiador Jem Duducu presenta cuatro hechos que quizás no son tan conocidos sobre este imperio exótico y aún relevante.

1. El fundador del imperio fue un hombre llamado Osmán


Osmán, un turco selyúcida, es el hombre considerado como el fundador del imperio (su nombre a veces se escribe Ottman u Othman, de ahí el término 'otomano').

Los selyúcidas habían llegado de las estepas asiáticas en el siglo XI d.C. y habían estado en Anatolia durante generaciones.

Osmán había gobernado un pequeño territorio de Anatolia a fines del siglo XIII y principios del siglo XIV. Era en gran medida un guerrero al estilo de otros grandes oficiales de caballería de la Edad Media (como Gengis Kan antes de ganar un imperio).

Fue en el día de la coronación de su sucesor, que comenzó la tradición de llevar la espada de Osmán ceñida por su cinturón. Se convirtió en el equivalente otomano de ser ungido y coronado en Occidente y fue un recordatorio para los 36 sultanes que le siguieron de que su poder y estatus provenían de este legendario guerrero y que eran gobernantes marciales.


El jefe turco Osmán (1258-1324), considerado el fundador del Imperio Otomano.

Eso fue cierto en la primera mitad de la historia del imperio, cuando los sultanes regularmente iban a luchar en las batallas. Pero a medida que el imperio maduró y luego menguó, los sultanes comenzaron a eludir sus deberes en el campo de batalla.

Aunque Osmán definitivamente existió, de alguna manera es como el Rey Arturo en Occidente: fundador de una idea y una figura casi mítica.

No obstante, durante su vida fue considerado tan poco importante que no tenemos absolutamente ninguna fuente contemporánea sobre él. No sabemos cómo era ni tenemos proclamaciones de su reinado, ya que este comenzó en lo que entonces era la Edad Oscura otomana.

viernes, 2 de marzo de 2018

El sorprendente hallazgo en dos momias de hace 5.000 años que revoluciona lo que sabemos sobre el Antiguo Egipto

Dos momias de 5.000 años rompieron los esquemas de los científicos.

Imagen de la momia masculina

Tras descubrirlas hace 100 años en el Alto Egipto, pensaron que las manchas que tenían en el brazo carecían de importancia.

Ahora han podido ver que en realidad fueron tatuajes. Pero no de unos cualquiera.
Son dibujos figurativos que solo se creían posibles en momias mucho más recientes.
El equipo investigador ha logrado descubrir los diseños gracias a escáneres infrarrojos y su trabajo se ha publicado en la revista especializada en arqueología Journal of Archaeological Science.
Imagen del tatuaje de la momia varón.

Daniel Antoine, uno de los autores principales del trabajo de investigación y el curador de Antropología Física del Museo Británico, asegura que el descubrimiento ha "transformado" la idea que tenían los científicos sobre cómo vivía la gente de aquella época.

"Estamos aprendiendo aspectos que no conocíamos sobre las vidas de estas personas (cuyas momias) se han conservado bastante bien. Parece increíble pero demuestra que los tatuajes en África aparecieron mil años antes de lo que pensábamos", le dijo a la BBC.

jueves, 1 de marzo de 2018

El profesor de Ghana que enseña informática en una pizarra y sin computadoras se convierte en un éxito viral

Un profesor de Ghana que enseña informática a sus alumnos sin ningúna computadora se ha vuelto un éxito viral.

El profesor, en clase, frente a una pizarra en la que ha dibujado la pantalla de un computador.

El profesor, de la ciudad de Kumasi, se las apañaba con su pizarra en la que hacía un meticuloso dibujo de la interfaz de Word, el popular procesador de texto de Microsoft.

Él mismo colgó en Facebook las fotos en las que aparecía haciéndolo, junto al mensaje: "Enseñar informática en las escuelas de Ghana es muy divertido".

Después de que las imágenes se hayan compartido miles de veces en la red, Microsoft ha prometido enviarle nuevo equipamiento informático.

El profesor Owura Kwadwo, que, según el portal Quartz Africa se llama en realidad Richard Appiah Akoto, afirmó en su publicación de Facebook que: "Amo a mis estudiantes, así que tengo que hacer lo que les haga entender lo que enseño".

Quartz informó de que la escuela en la que trabaja no tiene ningún computador desde 2011, pese a que a los estudiantes se les exige pasar un examen en Tecnologías de la Información y la Comunicación para poder avanzar en su itinerario escolar.

Fueron muchos los que expresaron su admiración por la dedicación de este profesor.
"No es la primera vez que lo hago", dijo a Quartz Akoto sobre su meticuloso dibujo en el aula. "Lo hago cada vez que estoy en clase".