Ir al contenido principal

¿Hubo alguna vez un Imperio inca?: la visión de Jago Cooper, director de América del Museo Británico

Los incas se extendieron desde Ecuador hasta Argentina, conquistaron otras culturas y el poder se concentraba en una persona.

Machu Picchu

Esta descripción suena a la de un imperio, pero ¿los incas lo fueron en realidad?

María Rostworowski, una de las principales historiadoras en Perú de esta cultura, prefería no usar esa palabra por ser muy propia del "Viejo Mundo".

Ella prefería usar "Tahuantinsuyo" (cuatro regiones unidas, en quechua).

Pero el arqueólogo británico Jago Cooper, autor del documental "Los incas: amos de las nubes" (2015) (y otros investigadores) sí llama "imperio" a esta civilización, pero uno "no occidental".

¿Imperio o Tahuantinsuyo?

Si digo "Tahuantinsuyo" nadie va a saber de qué estoy hablando, a menos que hayan estudiado la historia inca. Es un concepto muy diferente de cómo las cuatro regiones (que lo formaban) se unen.
Estoy de acuerdo con que "imperio" es una palabra nacida a partir de una percepción occidental, pero debes usar palabras que la gente entienda.

Además, los incas cumplen ciertas características de "imperio".

¿Como cuáles?

Son un imperio en el sentido de que tuvieron gran extensión geográfica, control centralizado, el poder estaba organizado jerárquicamente, tenían un sistema de medida como los quipus (sistema de contabilidad), un marco ideológico que unía a la gente, y ese tipo de cosas.

¿Y por qué imperio "no occidental"?

Los incas fascinan a la gente porque representan un modelo diferente de imperio y de sociedad compleja.

El misterio de las pinturas negras descubiertas en Machu Picchu

Juntaron a cientos de miles de personas juntas bajo un solo marco cultural, pero en una forma muy diferente a como lo hicieron los griegos, los romanos y los egipcios.

Una forma diferente a cualquier cosa que haya surgido en Europa, que ha dominado la comprensión que la gente tiene de "civilización".


Ruinas incas en Machu Picchu

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lupa (Sexta entrega)

Camilo Antonio Rodríguez era el hermano mayor de Rosa, fue un niño que nació grande, demasiadas responsabilidades desde pequeño. Solo había que verlo para saber de su seriedad, era muy correcto y trabajador. Comenzó la niñez lustrando zapatos (limpiabotas), recogió cartones y botellas para venderlo.
Los vecinos decían que se iba a los extremos, recordaban aquel día que el chico encontró la cartera del Pastor evangélico “Don Chucho”. La cartera tenía dos mil pesos y el “tonto” como le llamaban fue y se la devolvió. Se reían recordando la recompensa que le había dado el pastor, veinte pesos.
El Papa de los Rodríguez le puso ese nombre por la admiración que sentía del comandante Camilo Cienfuegos, de la Revolución Cubana. Siempre andaba buscando las hazañas de este guerrillero y contándosela al chico,
Camilo desde su adolescencia se las había pasado perdidamente enamorado de la hija de la profe Chea, la profesora más popular de la escuela pública.No se atrevía a decirle nada porque no tení…

Lupa (Decima primera entrega)

Rosa y su madre pasaron momentos bastante desagradables en aquel cuartucho del departamento de crímenes y delitos a la propiedad. Allí no se les acusaba de nada, solo querían saber si ellas conocían algo de las actividades de ambos delincuentes.
Fue en estas circunstancias que se enteraron y tuvieron detalles de lo que le paso a Pucho. Rosa quiso fingir, pero no pudo, perdió el control de sus sentimientos y comenzó a llorar. Sumadre sabía lo que pasaba. El policía pensó que toda aquella algarabía seria por su hermano. Ya que la madre también parecía desconsolada con la muerte de su hijo. Al fin pudieron marcharse.
Pasaron los funerales y poco a poco aquellos sectores fueron retornando a su normalidad. Es el destino, se habla mucho cuando los muertos aún están algo caliente, pero a los pocos días las personas pierden el interés del tema y ya algún nuevo tema acapara su atención. Quienes no olvidan son los seres queridos cercanos a los difuntos. Esos siempre mantendrán ese trago amargo po…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…