Ir al contenido principal

El amargo infierno creado por los británicos que fueron por el azúcar de las islas caribeñas

Antigua es una de las islas más hermosas del Caribe, un paraíso al que van parejas en luna de miel y los millonarios a divertirse.

Antigua

Pero cuando el joven capitán naval Horacio Nelson estuvo ahí en 1784 para servir en la que entonces era una base naval de gran importancia, le escribió a un amigo: "Detesto este país" y describió el puerto como "un agujero infernal".

Es difícil imaginar qué le pudo haber producido a Nelson un desagrado tan extraordinario.

Pero no estaba sólo: un viaje a Antigua a finales del siglo XVIII era peor que ir a la guerra para los marineros británicos.

La tormenta que desenterró el pasado


En agosto de 2010 el huracán Earl embistió la isla y las fuertes lluvias crearon torrentes que se abrieron camino al mar tallando canales en las playas.

Cuando los lugareños salieron a inspeccionar el daño, en el sur de la isla, en la bahía conocida como Puerto Inglés se enfrentaron con algo inesperado.

El agua había abierto un canal y en sus paredes laterales vieron un montón de huesos.
"Era espelúznate. Había cráneos de seres humanos con ese amarillento-marrón que indica que son antiguos", le contó a la BBC el antiguano Michael Kirk.ç

Ante tal espectáculo, acudieron a Reg Murphy del Dockyard Museum, uno de los historiadores más importantes del Caribe quien se puso en la tarea de averiguar exactamente quién está enterrado en la costa de Antigua y por qué.

Siga leyendo aqui

Hueso en la arena

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quiénes fueron "Los Palmeros"?. Una breve historia.

Hay combates desiguales en los que se puede perder la batalla, pero aún así, los perdedores resultan triunfantes, pues alcanzan la inmortalidad.

    Tal es el caso de cuatro activistas de los llamados Comandos de la Resistencia que el 12 de enero de 1972, portando algunos fusiles, resistieron por más de cinco horas un ejército de cerca de cinco mil efectivos de todos los cuerpos armados de la República Dominicana.


    En la acción que la historia dominicana registra con el nombre de Los Palmeros, dejaron de respirar, pero alcanzaron la inmortalidad, los jóvenes Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Ulises Cerón Polanco y Bienvenido Leal Prandy.


    Los cuatro casi imberbes adoptaron una actitud en contra del go-bierno presidido por el doctor Joaquín Balaguer, porque lo consi-deraron un continuador del sistema implantado por Estados Unidos de América para facilitar la explotación de las riquezas nacionales.

    Desde muy jóvenes abrazaron la lucha  política y en 1965 participa…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…

Lupa (Sexta entrega)

Camilo Antonio Rodríguez era el hermano mayor de Rosa, fue un niño que nació grande, demasiadas responsabilidades desde pequeño. Solo había que verlo para saber de su seriedad, era muy correcto y trabajador. Comenzó la niñez lustrando zapatos (limpiabotas), recogió cartones y botellas para venderlo.
Los vecinos decían que se iba a los extremos, recordaban aquel día que el chico encontró la cartera del Pastor evangélico “Don Chucho”. La cartera tenía dos mil pesos y el “tonto” como le llamaban fue y se la devolvió. Se reían recordando la recompensa que le había dado el pastor, veinte pesos.
El Papa de los Rodríguez le puso ese nombre por la admiración que sentía del comandante Camilo Cienfuegos, de la Revolución Cubana. Siempre andaba buscando las hazañas de este guerrillero y contándosela al chico,
Camilo desde su adolescencia se las había pasado perdidamente enamorado de la hija de la profe Chea, la profesora más popular de la escuela pública.No se atrevía a decirle nada porque no tení…