Los secretos que guarda la tribu que ha vivido durante 40.000 años en el lugar donde se originó el homo sapiens

Los Hadza son una de las últimas tribus cazadoras-recolectoras del mundo. Se cree que han vivido en la misma tierra en el norte de Tanzania, comiendo bayas, tubérculos y 30 mamíferos diferentes durante 40.000 años.

Hadza cargando carne
La tribu Hadza es una de las últimas sociedades cazadoras recolectoras que existen en el mundo.

ADVERTENCIA: A algunos lectores les pueden perturbar las imágenes de animales cazados.
Tumbado boca abajo, metí la cabeza en el oscuro túnel y olfateé.

Olía a animal...

Lo que no podía creer era que alguien fuera a deslizarse allá dentro a sacar a ese animal.
Ese alguien era Zigwadzee. ¿Y el animal? Un puercoespín.

Después de entregar su arco y flecha y el hacha de miel a uno de sus compañeros cazadores hadza, Zigwadzee se quitó la ropa, tomó un palo corto y afilado, y desapareció por el agujero.

Tal vez, pensé, él era el más pequeño del grupo y por eso lo habían elegido. Pero me di cuenta de que era porque Zigwadzee era el que le tenía menos miedo a lo que podría estar allí adentro: serpientes cobra, reptiles, pulgas y garrapatas, aparte del puercoespín, con sus púas de 35 centímetros de largo.

Hasta ese momento, mi dieta con los hadza había sido estrictamente vegetariana, como lo es la mayor parte del tiempo para ellos.

Habíamos recogido puñados de bayas en los arbustos mientras recorríamos la sabana arbolada. 

Ocasionalmente comimos algún tubérculo húmedo crujiente que habían desenterrado y cocinado en un fuego rápidamente conjurado.


Zigwadzee heading down the porcupine hole
Después de entregar su arco y flecha y el hacha de miel a uno de sus compañeros, Zigwadzee se quitó la ropa, tomó un palo corto y afilado, y desapareció por el agujero.

Cocinando tubérculos
Bayas y tubérculos, recogidos por las mujeres hadza, son el pilar de la dieta.

Comentarios