El lado oscuro del oasis transexual de Asia

Tailandia es considerada la meca de la comunidad LGTBi y del turismo gay de la región, pero la discriminación persiste para sus habitantes

Pet, Kath, Kaona y Mimi cuatro trabajadores transexuales que han sufrido discriminación laboral en Tailandia.
Pet, Kath, Kaona y Mimi cuatro trabajadores transexuales que han sufrido discriminación laboral en Tailandia.

Cuando Pet llegó a Bangkok nunca imaginó que perdería su trabajo debido a su identidad. “[En la escuela] me dijeron: Señorita Pet, lo sentimos mucho, no sabíamos que es transexual…”, recuerda visiblemente decepcionada.

La profesora, de origen filipino, siempre pensó que Tailandia es tolerante con la diversidad de género. El ministerio de Turismo vende la imagen de país abierto a lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales [LGTBI] y Bangkok es a menudo la única ciudad asiática incluida en las listas de destinos turísticos gay-friendly en todo el mundo. El país es conocido también internacionalmente por las operaciones de reasignación de sexo, baratas y de buena calidad, además de acoger el concurso Miss Universo para transexuales todos los años.

A diferencia de algunos de sus vecinos de la región, en Tailandia no existe una ley contra la homosexualidad y las personas trans pueden expresar su identidad públicamente sin miedo a la persecución. Pero los derechos de la comunidad están lejos de equipararse a los del resto de la sociedad y la discriminación persiste. Para empezar, las personas transexuales no están reconocidas legalmente.

Fuente  siga leyendo

Comentarios