martes, 22 de marzo de 2016

Dos explosiones en el aeropuerto y una en el metro sacuden Bruselas

A primera hora de este martes se escucharon dos explosiones en el aeropuerto de Zaventem, a 7 kilómetros al nordeste de Bruselas.


Las imágenes muestran una columna de humo sobre una de las terminales.

Y poco después, a las 8:00 hora local, otra explosión tuvo lugar en una céntrica estación de metro, Maalbeek, cercana a las instituciones de la Unión Europea y de la OTAN.

Todavía no se conocen las causas.

Pero de acuerdo a los medios belgas murieron al menos 13 personas y 30 más más resultaron heridas en la sala de embarque, aunque esa información no ha sido confirmada aún por la BBC.

También informan que las explosiones ocurrieron cerca del mostrador de la compañía American Airlines, algo que tampoco ha sido verificado por la BBC.

El aeropuerto ha sido evacuado, los vuelos desviados y el servicio de tren hacia el mismo cancelado.

La seguridad ha sido reforzada tanto en el aeropuerto de Bruselas como en el de Frankfurt.

Asimismo, las autoridades han ordenado el cierre del metro.

Y también ha sido suspendido el servicio del Eurostar, el tren de alta velocidad que comunica Londres con Bruselas.

Las autoridades han decretado la "máxima alerta terrorista" en todo el país.

"Estaba en el descanso cuando escuché una fuerte explosión. Desde aquí vemos la sala de embarque y ví una columna de humo salir de ella", le dijo Niels Caignau, un empleado de Swissport a la cadena de televisión flamenca VRT.
.
"Las ventanas quedaron hechas añicos. La gente salió en estado de shock. No tiene buen aspecto", añadió.

Los servicios de emergencia están limpiando el lugar, y el medio belga Het Laatste Niews informó que en ese proceso han sido encontrados más explosivos.

Alerta máxima


Las explosiones tienen lugar cuatro días después de la captura en Bruselas de Salah Abdeslam, el principal sospechoso de los ataques yihadistas que dejaron 130 muertos y decenas de heridos en París el pasado noviembre.


  • Quién es Salah Abdeslam, el hombre que durante cuatro meses huyó de la policía de Europa


El ministro del Interior Jan Jambon anunció este lunes que el país se encuentra en el máximo nivel de alerta ante posibles ataques en venganza por la captura de Salah Abdeslam.

"Sabemos que frenar una célula... pone a otras en marcha. Somos conscientes de ello en este caso", dijo.

El metro ha sido cerrado.

Tras la captura, el ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, informó del descubrimiento de un depósito de armas que "sugeriría que los cómplices de Abdeslam podrían estar preparados para llevar a cabo más ataques".

La agencia de noticias Belga reportó que además del las explosiones se escucharon disparos en el aeropuerto, así como gritos en árabe.

Sin embargo, no hay evidencias de que el arresto y las explosiones de este martes estén relacionadas.
Por el aeropuerto de Zaventem pasaron el año pasado 23 millones de pasajeros.

Y la explosiones tuvieron lugar en uno de los momentos del día en el que el aeropuerto es más concurrido.

Igualmente, en el metro era hora punta.      Fuente
El techo falso de la sala de embarque del aeropuerto de Bruselas cayó y los cristales quedaron hechos añicos.

Los medios belgas murieron al menos 10 personas y 30 más más resultaron heridas en la sala de embarque, aunque esa información no ha sido confirmada aún por la BBC.


No hay comentarios:

Publicar un comentario