jueves, 26 de noviembre de 2015

NEW YORK CHEESECAKE

New-york-cheesecake-portada


New York Cheesecake, la receta:


Comenzamos esta receta de New York Cheesecake contando un poquito de su historia. Que no os dé susto ese nombre tan raro. No es más que una tarta de queso al estilo de Nueva York. Pero, ¿sabéis el origen de la tarta de queso? Yo no me lo creía cuando he leído que ya existía hace 4000 años. Pues sí. Ya en la Antigua Grecia se preparaban tartas de queso, muy artesanales, triturando el queso y mezclándolo con harina y miel. Se calentaba todo junto en una cacerola de cobre y luego se dejaba enfriar y se servía. Normalmente lo tomaban los atletas por su alto contenido protéico. Luego, llegaron los romanos, le añadieron los huevos y crearon un pastel más parecido al que tomamos hoy. Ellos a través de su imperio hicieron que se distribuyera la receta por todos los lugares que conquistaban y claro, poco a poco en cada zona, hacían las variaciones oportunas adaptándolo normalmente al queso que tuvieran en su lugar y a las preferencias culinarias de cada sitio. Otro ejemplo es este cheesecake japonés que podéis ver pinchando en el enlace que he puesto.

Cuando los europeos dan el salto hacia los Estados Unidos, en el sigo XVIII, se llevan la receta del cheesecake, que ya empezaba a parecerse al que conocemos hoy en día. Sin embargo, no será hasta 1872,que se crea el queso crema en Nueva York, cuando la tarta empieza a hacerse con este tipo de queso. La autoría del genuino New York Cheesecake se le da a un joven alemán, Arnold Reuben, que fue a Nueva York a principios del siglo XX para dedicarse a la restauración y que, tras probar una tarta de queso excelente, no paró hasta dar con su propia versión, utilizando queso en crema en vez del queso fresco que se utilizaba hasta entonces. Así nació la que conocemos hoy en día y que yo os traigo.

Fuente: Wikipedia.

New York Cheesecake, ingredientes:


Para la base: 175 gr. galletas tipo speculoos o María, 50 gr. de mantequilla, 1 cucharada de azúcar

Para la crema: 4 huevos M, 75 gr. de azúcar, 15 gr. de harina de maíz (tipo Maizena), 350 gr. queso en crema (tipo Philadelphia), 75 ml. de nata líquida para montar (crema de leche), 75 gr. de yogur griego azucarado (o si tenéis nata fresca), 1 cucharadita de pasta de vainilla (o extracto), 1/4 cucharadita de sal, 1/4 cucharadita de ralladura de limón.

Para la cobertura: 150 gr. de mermelada de fresa, unas gotas de zumo de lima o limón.

New York Cheesecake, preparación:


De la base: Forramos un molde desmontable de unos 18-20 cm. de diámetro con papel de horno, base y laterales. Trituramos las galletas mezcladas con el azúcar hasta que estén hechas polvo. Derretimos la mantequilla y la mezclamos con las galletas y el azúcar hasta que tengamos una mezcla homogénea. La echamos en el molde y la extendemos por toda la base con ayuda de una cuchara hasta tener una superficie lisa. Si queremos, podemos extender la masa de galletas un poco también por las paredes como hice yo. Metemos el molde en le frigorífico durante unos 30 minutos y seguimos preparando ahora el relleno.
New-york-cheesecake-paso-a-paso-001

De la crema: Encendemos el horno a 160ºC. Aunque podemos montar ahora las claras, yo lo hago siempre al final para que no se me bajen mientras hago los siguientes pasos. En un bol pequeño, mezclamos el azúcar y la maicena. En otro bol grande, ponemos el queso y lo batimos a velocidad baja hasta que quede más suave y cremoso. A la vez, vamos echando la mezcla de azúcar y harina y batimos un poco más hasta que no haya grumos. Añadimos la nata y el yogurt a la mezcla y batimos un poco, lentamente. Echamos la ralladura de limón y la pasta de vainilla y volvemos a mezclar un poco.

Si vamos a montar las claras manualmente, lo hacemos ahora y luego seguimos. Si podemos montarlas con algún aparato, lo hacemos mientras seguimos con la preparación. Para que las claras se mantengan, les echaremos la sal al montarlas.

New-york-cheesecake-paso-a-paso-002

Añadimos las yemas de una en una e incorporamos bien antes de añadir la siguiente. Cuando hayamos terminado con las yemas, añadimos un tercio de las claras montadas y mezclamos suavemente con una espátula y con movimientos envolventes. Echamos ahora el resto de las claras y repetimos la misma operación.

Echamos la mezcla en el molde y horneamos sobre una rejilla a 160ºC, en la bandeja del medio, sin ventilador, durante unos 70-80 minutos. Pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos la tarta dentro durante unas 2 horas y media. Sacamos entonces y ponemos el molde sobre una rejilla, dejándolo reposar 1 hora más o hasta que esté totalmente frío.

De la cobertura: Calentamos un poco la mermelada de fresa con el zumo en el microondas para que esté un poco más líquida. Cuando el cheesecake esté totalmente frío, echamos la mermelada por encima, repartimos y metemos en el frigorífico durante unas 6 horas antes de servirlo.    fuente

New-york-cheesecake-paso-a-paso-003


No hay comentarios:

Publicar un comentario