Ir al contenido principal

Asesinos de las hermanas Mirabal nunca cumplieron condena



SANTO DOMINGO.-“El problema no es de justicia,  es que no se cumplió… no importa lo que les hubieran echado, el hecho es que nunca fueron detenidos, y creo que esa es una de las cosas que tiene este país pendiente”.

Así se expresa Rafael (Fafa) Taveras al referirse al no cumplimiento de la condena por parte de los asesinos de Minerva Mirabal, María Teresa Mirabal, Patria Mirabal, y el chofer Rufino de la Cruz.

Las hermanas Mirabal fueron asesinadas el viernes 25 de noviembre del 1960 por mandato del entonces dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina. La ejecución se produjo cuando las luchadoras antitrujillistas regresaban de visitar a sus respectivos esposos en la cárcel San Felipe, de Puerto Plata.

En junio del 1962 fue iniciado el juicio contra Ciriaco de la Rosa, Alfonso Cruz Valerio, Emilio Estrada Malleta, Ramón Emilio Rojas Lora y Néstor Antonio Pérez Terrero, acusados de ser los autores materiales del múltiple crimen.

Como cómplices fueron juzgados Sandito Almonte, Cándido Torres Tejada (ausente en el juicio), jefe de Operaciones del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) en la estación Central en Ciudad Trujillo; Víctor Alicinio Peña Rivera, jefe de Operaciones del SIM en el Cibao y bajo cuya dirección fue ejecutado el crimen;  Silvio Antonio Gómez Santana, Viterbo Álvarez (Pechito), Pedro Peña Ortiz y David Olivero.

La Cámara Penal Nacional Dominicana condenó a los principales acusados a la pena máxima de 30 años de prisión,  excepto a Ciriaco de la Rosa, quien fue sentenciado a 20 años.

Respecto al caso, Fafa Taveras relata que los sentenciados fueron llevados a la fortaleza Ozama y cuando explotó la guerra de abril de 1965,  junto a Juan Miguel Román, del movimiento 14 de Junio, acudieron al lugar en una acción combinada con los militares comandados por el coronel Lora Fernández, pero ya los prisioneros no estaban allí.

“Fuimos directamente la gente del 14 de Junio a la cárcel, encontramos que habían abierto la cárcel, y no había ningún preso adentro”, narró Fafa Taveras.

Los asesinos de las Mirabal solo duraron dos años en prisión.

Un alto oficial logró sacar esa noche de la fortaleza a los asesinos de las hermanas Mirabal “y salieron en libertad y nunca más volvieron a ser detenidos”,  manifestó el veterano dirigente revolucionario.

Qué pasó con los asesinos?



De acuerdo al exmiembro del Movimiento 14 de Junio, en el fondo, los verdugos de las Mirabal sobrevivieron protegidos por los gobiernos dominicanos, sobre todo por los del extinto expresidente Joaquín  Balaguer, que protegió a algunos de ellos hasta dándoles empleo con otros nombres.

“Un ejemplo de ello  es que en 1971, siendo yo un prisionero me llevaron al hospital Marión, por una dolencia, y  allá me encontré con Rojas Lora, quien trabajaba  para ese tiempo en la cementera”, sostuvo Taveras.

Precisó que Ciriaco de la Rosa murió en Boston,  Estados Unidos,  al igual que Alicinio Peña Rivera, quien también falleció fuera del país.

Sobre los demás, Fafa Taveras  considera que “de seguro  se han camuflado y tienen otras identidades y están vivos”.

Sin embargo, el escritor y poeta Tony Raful,  en su libro Movimiento 14 de Junio: Historia y Documentos, afirma que Alicino de la Rosa, quien recibió la orden de matar a las Mirabal, residía en Puerto Rico y era pastor evangélico.

Indica que Emilio Estrada Malleta, quien ejecutó a María Teresa Mirabal, fue muerto en Haití junto a Johnny Abbes García al comprobarse que estaban metidos en un complot para asesinar al Presidente Duvalier.

Agrega que Ramón Emilio Rojas, quien se encargó de asesinar a Patria Mirabal, residía  en un barrio de la capital , mientras que Ciriaco de la Rosa, quien mató a garrotazos a Minerva Mirabal, residió  en Yamasá y se dedicaba a la actividad de curandero.

Tony Raful sostiene en su libro que Alfonso Cruz Valerio y Nelson Pérez Terrero, matadores de Rufino de la Cruz (el chofer de las Mirabal), también residen en República Dominicana, pero que mantienen un bajo perfil.

Rafael Viterbo Álvarez Corporán (Pechito) murió acribillado en San Cristóbal cuando conversaba con su amigo Papito Encarnación frente a una estación de gasolina en la avenida Libertad, en las proximidades del estadio municipal.

El peor legado de la dictadura


Fafa Taveras lamenta que después de la muerte de Trujillo, el país no haya sido capaz de ni siquiera  conformar una Comisión de la Verdad, que reconstruyera los crímenes y los abusos de la dictadura, algo que en todas partes se ha hecho “y ahora, 50 años después se está planteando aquí”.

“Porque no solo es el informe de las devastaciones y los robos y de los muertos de Trujillo, sino los valores de la política, que están permeados de lo que fue la herencia de Trujillo”, puntualizó.

Agregó que cuando mataron a Trujillo y su familia se fue del país,  las instituciones con las que él había gobernado se quedaron intactas.

“La Policía, la guardia, el prestigio  que acumularon gente de la sociedad sirviéndole a Trujillo se quedó igual y aumentó , y entonces la forma de hacer política que la dictadura tenía como norma quedó como una referencia en un país que nunca criticó ni siquiera los hechos ni mucho menos la herencia cultural que había dejado la dictadura”, afirmó.

Señaló que el peor legado de Trujillo es la presencia que a nivel del alma de los políticos y del pueblo permanece de los valores y modelos de conductas políticas de aquella época.

“De creer (el político) que el poder te da licencia para todo;  que tú organices la justicia para que te proteja, no para que alla justicia; que tú uses el poder para enriquecerte y a tus amigos, todo eso es parte de la herencia de Trujillo, que siguió de largo con Balaguer y que asimiló Leonel Fernández y que hoy es parte del desafío que tiene la democracia dominicana de echar hacia atrás”.       fuente

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quiénes fueron "Los Palmeros"?. Una breve historia.

Hay combates desiguales en los que se puede perder la batalla, pero aún así, los perdedores resultan triunfantes, pues alcanzan la inmortalidad.

    Tal es el caso de cuatro activistas de los llamados Comandos de la Resistencia que el 12 de enero de 1972, portando algunos fusiles, resistieron por más de cinco horas un ejército de cerca de cinco mil efectivos de todos los cuerpos armados de la República Dominicana.


    En la acción que la historia dominicana registra con el nombre de Los Palmeros, dejaron de respirar, pero alcanzaron la inmortalidad, los jóvenes Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Ulises Cerón Polanco y Bienvenido Leal Prandy.


    Los cuatro casi imberbes adoptaron una actitud en contra del go-bierno presidido por el doctor Joaquín Balaguer, porque lo consi-deraron un continuador del sistema implantado por Estados Unidos de América para facilitar la explotación de las riquezas nacionales.

    Desde muy jóvenes abrazaron la lucha  política y en 1965 participa…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…

Cosas de niños

El niño negro mas hermoso del mundo


Niño negro con ojos azules

El bebe mas negro del mundo