domingo, 6 de septiembre de 2015

Elimina el sarro de tus dientes, tú mismo en casa, de manera fácil.



El sarro es esa placa mineralizada sobre los dientes, de color amarillo o marrón. El sarro se va acumulando en los dientes y si no lo quitas, puede causar una periodontitis. Por suerte, puedes remover el sarro de manera fácil y segura, sin ir al dentista.Vas a necesitar:

- Bicarbonato de sodio
- Palillo de dientes
- Sal de cocina
- Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada)
- Agua corriente
- Cepillo dental
- Una taza

Paso 1. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con ½ cucharadita de sal en una taza. Enjuaga el cepillo con agua caliente y luego mójalo en la mezcla. Cepilla tus dientes y escupe. Todo el proceso debe durar cinco minutos.

Paso 2. Mezcla una taza de agua oxigenada con ½ taza de agua tibia, enjuaga su boca durante un minuto y escupe. Luego enjuaga con ½ taza de agua fresca.

Paso 3. Utiliza el palillo de dientes para frotar el sarro de los dientes. A fin de no irritar y dañar las encías, ten cuidado de no rascarlos.

Paso 4. Usa el enjuague bucal antiséptico por lo menos cada dos días.

Algunos consejos para tener los dientes sanos:

Las fresas y los tomates


Porque son ricos en vitamina C, son perfectos para mantener la salud bucal. Puedes frotarlos directamente sobre los dientes, dejandolos actuar por 5 minutos. De esta manera, el sarro se pone más blando.

Luego, enjuaga la boca con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua tibia. Además, se puede aplicar el mismo procedimiento con otros alimentos ricos en vitamina C, como los pimientos, limones verdes o amarillos, papaya, naranja.

El queso


El consumo de queso cheddar o queso suizo antes de las comidas ayuda a neutralizar los ácidos que causan sarro. El queso contiene elementos que actúan como defensores de los dientes.     Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario