Ir al contenido principal

Alfajores de Maicena. Receta argentina

alfajores de maicena

El alfajor es un dulce presente en la gastronomía de varios países hispanoamericanos. Aunque Argentina, gracias a su campaña de marketing exterior, se conoce como la cuna de los alfajores en el resto del mundo, en realidad son igual de tradicionales dentro de los recetarios gastronómicos de países como Uruguay, México, Republica Dominicana o Chile.
Se ha tomado como cierto que los alfajores hispanoamericanos tienen su origen en España, gracias a la cultura de raíces árabes de nuestra península, y que provienen de la voz árabe alaju, que significa relleno. La realidad es que este dulce tan tradicional en América Latina, nada tiene que ver, a parte de su nombre, con el postre español tan propio de épocas navideñas. Probablemente lo ocurrido fue una criollización del léxico hispano que, en las indias alcanzó una gran difusión, empleando la misma palabra para un producto totalmente diferente.
Hoy os traigo la receta de los tradicionales alfajores argentinoslos alfajores de maicena. Aunque dependiendo del país de Latino América en el que nos encontremos, los ingredientes de las obleas y del relleno pueden variar, desde cremas de frutas y miel a jengibre y dulce de leche para los rellenos, o distintos tubérculos para las masas de las galletas.
El alfajor de maicena tiene la peculiaridad de que emplea harina de maíz en un alto porcentaje combinada con harina de trigo. Podría hacer alfajores con harina de maíz en exclusiva pero eso produciría galletas de superficies cuarteadas y excesivamente secas y quebradizas. Tradicionalmente los más populares son los alfajores rellenos de dulce de leche y rebozados en coco rallado. Es fundamental controlar el tiempo de horneado para conseguir alfajores jugoso, ya que podrían quedar pastosos y secos si los horneamos demasiado, son unos pocos minutos será suficiente.
Hoy en día podemos encontrar dulce de leche comercializado en grandes superficies, con lo que, con estas pequeñas indicaciones podremos disfrutar de este dulce tan típicamente argentino que, para los que no lo conocéis, en mi opinión, vale la pena preparar en casa. Su elaboración es sencilla y el resultado diferente y buenísimo, perfectos para disfrutar con un buen café o, mejor aún, en un plaza del barrio de Recoleta en Buenos Aires, acompañados de un mate calentito.

PREPARACIÓN DE LOS ALFAJORES DE MAICENA

  1. En un bol tamizamos los dos tipos de harina, la de trigo y la de maíz con la levadura y la sal. Reservamos.
  2. En un bol, y con la ayuda de un tenedor, mezclamos bien la mantequilla con el azúcar. Es fundamental que la mantequilla esté a temperatura ambiente, con textura de pomada para poder trabajarla y que el azúcar esté molido o sea azúcar glass, para que no se noten los granitos al final del proceso.
  3. Mezclamos bien hasta que nos quede una crema.
  4. Añadimos la yema de huevo, el huevo entero y la mitad el otro una vez batido. Incorporamos a la mantequilla con el tenedor o unas varillas.
  5. Agregamos la harina y mezclamos bien con el tenedor, o la punta de los dedos hasta que tengamos una masa homogénea y muy blanda. No es necesario amasar, se trata simplemente de mezclar bien todos los ingredientes. Colocamos la masa, envuelta en papel transparente, en el frigo durante 20 minutos. Es necesario que adquiera cierta consistencia para poder trabajarla, por eso es fundamental este tiempo de frío.
  6. Una vez pasado el proceso de enfriado y compactación de la masa. Espolvoreamos una superficie de trabajo con abundante harina. Vamos a tener que espolvorear con bastante cantidad ya que la masa seguirá siendo bastante blanda y si no tenemos la superficie bien enharinada se pegaría a la base.
  7. Colocamos parte de nuestra masa sobre la superficie de trabajo y, con un rodillo enharinado, estiramos hasta que tenga un grosor de medio centímetro. Con un cortante o un vaso de chupito, hacemos las porciones de los alfajores. Yo he utilizado un cortante de unos 5 o 6 cm. de diámetro.
  8. Precalentamos el horno a 155º C con calor arriba y abajo y sin ventilador y colocamos los alfajores en una bandeja de horno sobre papel de hornear, con mucho cuidado de no deformarlos. Horneamos durante 7 u 8 minutos a 155ºC y retiramos a una rejilla hasta que se hayan enfriado totalmente.
  9. Los alfajores han de quedar bien blanquitos, por lo que no debemos esperar a que comiencen a dorarse dentro del horno, con esos 7 u 8 minutos será suficiente. Si los horneamos demasiado quedarán muy secos y pastosos.
  10. Una vez que las tapas de nuestros alfajores están frías, rellenamos con una cucharada de dulce de leche y rebozamos los laterales con coco rallado.
Podemos disfrutar de estos dulces como en Argentina y Uruguay y disfrutarlos casi en cualquier momento del día y con cualquier excusa. Son realmente un bocado delicioso y perfecto para acompañar con un cafecito, y por supuesto, con un buen mate.           Fuente
Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quiénes fueron "Los Palmeros"?. Una breve historia.

Hay combates desiguales en los que se puede perder la batalla, pero aún así, los perdedores resultan triunfantes, pues alcanzan la inmortalidad.

    Tal es el caso de cuatro activistas de los llamados Comandos de la Resistencia que el 12 de enero de 1972, portando algunos fusiles, resistieron por más de cinco horas un ejército de cerca de cinco mil efectivos de todos los cuerpos armados de la República Dominicana.


    En la acción que la historia dominicana registra con el nombre de Los Palmeros, dejaron de respirar, pero alcanzaron la inmortalidad, los jóvenes Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Ulises Cerón Polanco y Bienvenido Leal Prandy.


    Los cuatro casi imberbes adoptaron una actitud en contra del go-bierno presidido por el doctor Joaquín Balaguer, porque lo consi-deraron un continuador del sistema implantado por Estados Unidos de América para facilitar la explotación de las riquezas nacionales.

    Desde muy jóvenes abrazaron la lucha  política y en 1965 participa…

10 mandamientos para usar pantalón licra o leggins y no hacer el ridículo

Autor: Redacción‎ Fecha: 11-12-2013 Los leggins son una prenda femenina de vestir que han tenido un auge tremendo en los últimos tiempos en todo el mundo, sin embargo, los leggins no son para todo tipo de mujer.

Actualmente es común cuando salimos a la calle ver mujeres luciendo leggins de diferentes estilos y colores, siendo los hombres los mayores ganadores, puesto que esta prenda marca muy bien las siluetas femeninas.
No obstante, hay que mencionar, que los leggins no son para todos los cuerpos y hemos listado los 10 mandamientos para usar leggins y no hacer el ridículo en las calles.
*Si conoces a una amiga que haya violado alguno de estos mandamientos, te exhortamos a que le compartas esta información… ¡Por su bien!
1. Usar ropa interior del mismo color de los leggins. Importantísimo punto, debido a que esta prenda es elástica puede marcar tu interior, y si éste no es del mismo color, te verás muy mal. Negro con blanco o viceversa es lo peor.

2. Mídete los leggins antes de comprar…

Cosas de niños

El niño negro mas hermoso del mundo


Niño negro con ojos azules

El bebe mas negro del mundo