domingo, 5 de julio de 2015

Sácale provecho a tu lengua

Sácale provecho a tu lengua

La lengua es una gran herramienta sexual, aprende a sacarle provecho con los siguientes tips En materia sexual, quien sabe usar la lengua, tiene el asegurado el camino al cielo para sí mismo, pero sobre todo para su pareja.

Y es que la lengua es un elemento sexual in-dis-pen-sa-ble que pocos, muy pocos, saben sacarle provecho. ¿Por qué usar la lengua?

 La lengua es una herramienta fundamental en todas las etapas del sexo y la sexualidad, es una parte del cuerpo que puedes utilizar con múltiples movimientos, es húmeda, sensual, extremadamente erótica.

Hace que tus besos sean más eróticos.


 Deslizar suavemente la lengua en la boca de tu pareja le da mayor intensidad al beso.

 La lengua y los labios son terriblemente sensibles, así que a través de ellos puedes dar y recibir mucho placer. Caricias más ricas.

La lengua nos permite realizar caricias en cualquier parte del cuerpo de tu pareja,  sencillamente es el vehículo perfecto para obtener los juegos sexuales más excitantes.


¡Atrévete a usar tu lengua durante el sexo! 


Ya sea antes, durante o después de la relación sexual, recuerda usar lengua. Puedes comenzar recorriendo todo el cuerpo de tu pareja con la sensación suave y húmeda que provocan las tiernas lamidas.

No tienes por qué limitarte a las partes íntimas, ya tendrás momento de hacerlo en estas zonas. Concéntrate en la espalda, los brazos, los muslos y en general en todo el cuerpo de tu pareja.

 Recuerda que la piel es la mayor zona erógena, así que tienes mucho para explorar. ¡Sácale provecho a tu lengua durante el sexo oral! En cuanto a la práctica del sexo oral, todo es cuestión de la lengua.

Primero, sácate de la mente que el sexo oral se trata de succionar como lo hacen las estrellas porno en el cine, donde la lengua tiene una pobre participación.

 ¡Puedes hacer mucho más!


 Durante la felación (sexo oral para él), acopla tu lengua y finge que estás comiendo un delicioso helado. Tampoco se trata de que te la pases lamiendo todo el tiempo.

La clave está en alternar la succión, el uso de las manos y la lengua. Recorre todo el pene con tu lengua plana, pero también hazlo con la punta de la lengua puntiaguda, de arriba hacia abajo y de lado a lado, principalmente en la parte del glande.

 Puedes chasquear la lengua en la cabeza del pene e intentar golpecillos y toques. No olvides los testículos porque casi siempre se quedan fuera del juego.

Un tip para los hombres Chicos, ustedes pueden hacer que sus novias alcancen múltiples orgasmos solo con la lengua. Primero, observen con atención cómo utiliza ella sus dedos durante la masturbación y traten de hacer esos movimientos con la lengua.

Usen la lengua con la punta erguida y concéntrense en el clítoris, ese es el interruptor de placer femenino.

También pueden simular un pene con la lengua e introducirlo en la vagina, pero el secreto está en esa pequeña protuberancia que se esconde atrás de los labios mayores.        Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario