Costillas sencillas con salsa barbacoa

Costillas-sencillas-con-salsa-barbacoa-portada

Nueva receta de María Jesús en Cocina Familiar. Seguro que a estas alturas ya la conoceréis, es la propietaria del blog “Cocina a Buenas Horas” donde encontraréis deliciosas recetas de cocina casera. Os recomiendo seguir su página de Facebook para estar al día de todas las novedades.

Costillas sencillas con salsa barbacoa, la receta:

Seamos sinceros, de cuando en cuando es un placer comer con las manos. Estoy segura de que eso de coger las costillas y quitarles la carnecita tan tierna… Mmmmmm… Se me hace la boca agua.
Las costillas, son parte de la caja torácica del cerdo, una que lleva parte ósea, es decir, hueso, junto a la carne. Entre las recetas más extendidas de costillas está la de las costillas asadas a la barbacoa, se hace en el horno y ya estás con hambre mucho antes de que termine de hacerse del dolorcillo tan rico que sale de la cocina. Aunque, a veces, por falta de tiempo, por necesitar un plato rápido o por darnos un capricho podemos tomar un atajo sin renunciar a todo el sabor de esta maravillosa parte del cerdo. Ese atajo es el que yo te propongo hoy, sin encender el horno, en mucho menos de la mitad del tiempo que tardarías en hacer las costillas asadas, con una sartén y poco más, vas a hacer que tú familia se “chupe” los dedos, literalmente.
Costillas-sencillas-con-salsa-barbacoa-intermedio
Respecto a la salsa barbacoa hay dos opciones: Comprarla hecha o hacerla casera. Evidentemente no hace falta decir que la diferencia es grande, la salsa casera tardáis en hacerla media hora, pero os durará mucho en el frigorífico si la conserváis bien y la podéis usar en un montón de platos, como las hamburguesas, pizzas, otras preparaciones de carne e, incluso, para acompañar a un arroz o a una tortilla de patatas. ¡Si viérais la mezclas tan extrañas que se hacen y quedan la mar de ricas! Es lo que se llaman “guarrindongadas” aunque yo creo que estas mezclas que os he propuesto son bastante decentes y no llegan a tal nivel. Entonces, estamos de acuerdo en que esta es una recta doble: Os voy a recordar cómo se hace la salsa barbacoa pero primero os comento la realización del plato.
Pues… ¡Vamos a la cocina!

Costillas sencillas con salsa barbacoa, ingredientes:

500 gr. de costillas y 150 ml. de salsa barbacoa
Aceite de Oliva

Costillas sencillas con salsa barbacoa, la preparación:

Lo primero que debemos hacer, como siempre os recuerdo, es poner a mano todos los ingredientes que necesitaremos para hacer la receta, así evitamos que se nos quede alguno detrás y no podamos terminarla y, además, ahorraremos tiempo en la cocina e incluso nos ayudará a tenerla más limpia y organizada.
Costillas-sencillas-con-salsa-barbacoa-paso-a-paso-001
Una vez lo tenemos listo cogemos las costillas y las impregnamos bien de salsa barbacoa. Las tenemos que dejar macerar unas horas, si tenéis prisa, con dos o tres horas será suficiente, pero, si podéis, dejadlas de un día para otro para que se tomen bien del sabor de la salsa.
Costillas-sencillas-con-salsa-barbacoa-paso-a-paso-002
Para dejarlas macerar lo ideal es taparlas y meterlas en el frigorífico hasta el momento de cocinarlas. Pasado ese período, ponemos un buen chorro de aceite de oliva en la sartén y echamos nuestra mezcla de costillas y salsa barbacoa. El fuego no debe ser ni muy fuerte ni muy flojo, un término medio. Para hacerlas bien por dentro, tapamos la sartén y las vamos moviendo cada cierto tiempo. Cuando adquieran un bonito color dorado las destapamos y terminamos de hacerlas. Ya solo queda acompañarlas de unas buenas patatas fritas, de una ensalada o de lo que se nos ocurra y disfrutarlas.       fuente

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quiénes fueron "Los Palmeros"?. Una breve historia.

10 mandamientos para usar pantalón licra o leggins y no hacer el ridículo

Terrible Misterio tras la Aplicación Talking Angela