miércoles, 17 de junio de 2015

Manual de Sexologia

Ejercitar el músculo pubococcígeo (PC).


El músculo pubococcígeo está directamente relacionado con la duración y profundidad de los orgasmos. Es conveniente mantener este músculo en forma de forma constante. El ejercicio se puede hacer en todas partes, trabajo, una conferencia, en la clase, o en una cena. Tener en forma este músculo no solo favorece a la mujer, que logra tener una mayor respuesta al placer, sino que incrementa la estimulación del hombre si se contrae durante el coito. La contracción del músculo provoca la sensación de “abrazar” el pene. Si el hombre lo hace, la mujer puede tener sensaciones de presión en el interior de la vagina y ,a veces, en el Punto G.

Para localizar el músculo y ejercitarlo:


- En el momento de orinar, parar el flujo de la orina a la mitad. El músculo que se contrae cuando se interrumpe la orina es el músculo PC.
- Contraer el músculo y contar hasta 5. Repetir diez veces.
- Apretar y soltar diez veces deprisa. Repetir tres veces.
- Apretar y esperar todo lo que se pueda.
- En la mujer, estrechar mientras se coloca el dedo dentro del canal vaginal.

El masaje erótico


Como su nombre indica, no es un masaje terapéutico, a pesar de que puede tener cualidades terapéuticas. Su objetivo no es la terapia muscular. Dar o recibir un masaje erótico puede ser una de las formas más gratificantes de precalentamiento. También es una técnica que toma su tiempo. Por eso no es muy aconsejable si se anda corto de tiempo.
Para empezar, hay que asegurarse de que ambos se encuentren cómodos y relajados. Aunque no van a estar relajados durante mucho tiempo, sí conviene empezar relajados. El objetivo del masaje es la excitación, pero la idea es sentir todas las sensaciones de comienzo a fin.

- Tratar de evitar, por lo menos al principio, las zonas erógenas típicas.
Hacer que todo el cuerpo del compañero sea una zona erógena. Acariciar lugares que nunca se tocaron antes con intención sexual.
- Variar el toque.
Empezar con un roce suave con el dedo, para después cambiar por una caricia fuerte hasta llegar a arañar con las uñas.
- Utilizar todas las herramientas posibles del propio cuerpo. La lengua, el aliento o el pelo. Las sensaciones más placenteras para el compañero serán las que menos espera.
- Hacerlo al azar.
No es necesario cubrir el área A, después el área B y después la C de forma estructurada. No olvidar que lo inesperado es lo que produce el placer.
- Usar la regla de oro.
Haz a tu compañero lo que crees que te gustaría a ti.

Sexo en público


El sexo se parece bastante a la comida. Da igual si se trata de una exquisitez o pan con mantequilla. La comida siempre sabe mejor si se tiene hambre. La anticipación prolongada en un estado de excitación aumenta el placer exponencialmente. En demasiadas ocasiones, los encuentros sexuales son como la comida basura. Rápida y mala.

Cómo excitarse en un lugar público:


- Prepararse para la ocasión.
- No usar medias ni ropa interior.
- Si es posible, llevar un vibrador en el bolso.
- Olvidarse por un momento de lo que es inapropiado.
- Masturbarse en un lugar no convencional. En el salón o la cocina. En el coche o en el autobús.
- Saber que se puede ser sorprendida aumenta la excitación.
- No hace falta llegar a más. A veces con solo un poco es suficiente.
- Postergar el orgasmo.
- No darse ninguna prisa por terminar.
- Pellizcarse el clítoris o los pezones.
- Insertarse unas ”bolitas de placer” orientales en la vagina una o dos horas antes del momento del coito.
- Ponérselas debajo de la mesa del restaurante o de la mesa de trabajo.
- Utilizar las fantasías preferidas.

Consejos para los padres recientes.


Antes de nacer los niños la privacidad sexual era posible en todas partes. Mantener un nivel de intimidad intacto cuando los niños están por la casa es todo un desafío para los padres de niños pequeños. Es muy recomendable construir un cerco protector para rodear el terreno dónde el juego sexual es posible. Estas son las recomendaciones:

- Poner un pestillo en la puerta de la habitación.
Cuánto antes los niños aprendan a respetar la privacidad de los padres, mejor.
- Utilizar algo que emita un ruido blanco.
Un humidificador, un ventilador o una radio que se pueda poner cerca de la puerta.
- Reservarse un espacio privado cerrado con llave para guardar todo lo que no se desee que vean lo niños.
El diafragma, los preservativos, el lubricante, y todo lo demás.
- Tener ropa de dormir que no sea del tipo papá / mamá.
Para sustituir el pijama de franela cuando convenga.
- Contratar una niñera confiable.
Que esté dispuesta a llevar a los niños a ver el Festival Disney cuando los papás quieran quedarse jugando en casa.
- Tener un presupuesto extra destinado a una noche de hotel.
O un fin de semana sin niños.
- Hacerse mutuamente masajes con aceite aromático.
No dejar de tocarse y acariciarse aunque esto no conduzca al sexo. Romper la dicotomía sexo / no sexo y mantener la conexión física y el afecto.
- No olvidar tomar precauciones si no se pretende tener otro bebé.     Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario