Final de la NBA será un duelo generacional

LeBron contra Curry buscarán llevar sus equipos al título, Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors


Stephen Curry. Tiene intenciones de darle a los Warriors su primer título en 40 años. LeBron James. Buscar darle a los Cavaliers el primer campeonato de su historia.

La Final 2015 de la NBA que inician este  jueves los Cleveland Cavaliers de LeBron James contra los Golden State de Stephen Curry, se plantea llena de interrogantes y un duelo generacional entre una superestrella establecida contra otra naciente.

En una serie al mejor de siete juegos, Oakland recibirá en su cancha de la Oracle Arena a los Cavaliers para los dos primeros partidos, el jueves y domingo.

Dicen los números que el ganador del primer juego de las Finales NBA gana el 70,6% de las series (48-20). Sin embargo, LeBron está 0-3 en todos los juegos de apertura de las Finales que jugó fuera de casa.

El ‘King’ James, de 30 años y cuatro veces Mejor Jugador de la NBA (MVP), estará jugando su quinta Final de campeonato, mientras Curry, tres años más joven y el MVP de esta temporada, llega a esta instancia con la osadía y la confianza de los debutantes que no tienen nada que perder.

LeBron busca darle a los Cavaliers el primer campeonato de su historia, y devolverle a Cleveland la alegría de 50 años sin títulos en un deporte profesional.

Cleveland ha sufrido la más larga importante sequía de títulos deportivos de cualquier ciudad de Estados Unidos, que tiene la última sabía un corona cuando los Cleveland Browns 1964 ganó el trono de la NFL.

Curry tiene intenciones de darle a Oakland su primer título en 40 años. El último título de la NBA de los Warriors fue en 1975, cuando ninguno de los actuales jugadores del equipo aún no había nacido.

Los Warriors, un equipo joven, rápido, talentoso y con profundidad en todas las posiciones, son amplios favoritos en las casas de apuesta de Las Vegas.

Fueron el equipo más impresionante de toda la temporada y se convirtieron en apenas la décima franquicia en la historia de la liga en conseguir 67 victorias en la campaña regular, y han perdido sólo tres veces durante los playoffs, a pesar de navegar por en una salvaje Conferencia Oeste.

Pero los Cavaliers tienen a su favor un factor de mucho peso: la experiencia de haber jugado en esta fase final.

Mientras Curry tendrá que descubrir los caminos de esta instancia para llegar al título, James ya sabe lo que es jugar con la presión a vuelta de esquina.

LeBron jugará su quinta final de NBA consecutiva, siendo el noveno en hacerlo en la historia, y único no miembro de los Celtics de 1950-60.

Cuando se juega por la definición del campeonato no hay mañana, y eso lo sabe muy bien James, que en cuatro temporadas con los Miami Heat ganó dos finales y perdió otras dos.

Es un hecho que LeBron ha tenido que jugar un baloncesto total, desempeñándose en varios posiciones, para echarse al hombro a los Cavs ante las lesiones de varios de sus principales jugadores.

No contaron con el atlético brasileño Anderson Varejao debido a una lesión, también perdieron a la tercera pata del ‘Big Three’, Kevin Love, fuera de temporada en la primera ronda de los playoffs por una lesión de hombro que le llevó a la sala de operaciones.

Y el segundo mejor anotador del equipo, Kyrie Irving, vio minutos limitados en semifinales de Conferencia debido a problemas con su rodilla izquierda.      Fuente

Comentarios