Ir al contenido principal

Fideuá de gambas

Fideuá-de-gambas-portada

Fideuá de gambas
Hoy os traigo una fideuá de lo más tradicional y con sabor a mar. Es un clásico, al igual que la paella, para comer en el chiringuito de la playa. También se degusta en los mejores restaurantes, porque una fideuá bien elaborada es un verdadero manjar.  Pero mientras esperáis vuestras merecidas vacaciones, ya podéis prepararla gracias a la receta del blog “Anna recetas fáciles“, del que os recomiendo seguir su página de Facebook para ver todo lo que publica al segundo.

Fideuá de gambas, la receta:
La base de una buena fideuá es un buen caldo de pescado. Si no lo sueles preparar, te animo a hacerlo. Puedes comprar pescado para hacer caldo en la pescadería, a muy buen precio, o aprovechar la espina de alguno que ya compraste. Yo suelo guardar la cabeza y la espina de la merluza en el congelador para cuando decido hacer una fideuá. Luego le añado unas verduritas, gambas y calamares y está riquísimo.

La fideuá es un plato de pescadores, que se prepara con los fideos fritos. Así se consigue que tomen color y que queden sueltos al cocinar. Es muy importante que compres el fideo que te indico para que te quede el acabado con los fideos levantados como pinchos y se te tuesten y puedas presumir de tus habilidades en la cocina. Si usas otro fideo, te quedará igual de rica, pero el resultado final, nada tendrá que ver con esta auténtica fideuá que te presento.

Fideuá de gambas, ingredientes para 4 personas:
350 gr. de fideo entrefino (número 2)
1 l. de caldo de pescado
150 gr. de gambas peladas
2 ajos
Aceite de oliva
Sal

Mayonesa de ajo o alioli

Ingredientes para la mayonesa de ajo:

200 ml. de aceite de oliva o de girasol

1 huevo a temperatura ambiente

1 ajo

2 cucharadas de vinagre

Sal

Fideuá de gambas, preparación:
Preparar un caldo de pescado (receta aquí) o, si lo prefieres, puedes usar un caldo de pescado envasado.

Saltear ligeramente en una sartén los ajos laminados y las gambas peladas con aceite de oliva. Cuando la gamba cambie de color, retirarla y reservar.

Fideuá-de-gambas-paso-a-paso-001
Freír los fideos a fuego medio, removiendo continuamente para evitar que se quemen (es muy fácil quemarlos, así que con cuidado). Cuando los fideos se hayan dorado por igual, se le van añadiendo cucharones del caldo de pescado, previamente calentado, hasta cubrirlos. Añadir la mitad de las gambas. Dejar cocer la pasta durante 5 minutos, añadiendo caldo si ves que se seca. Rectificar de sal.

Cuando el fideo está cocido, añadir un poco de caldo y llevar al horno, precalentado a 250º C, con calor arriba y abajo (colocar a media altura). Puedes proteger las asas cubriéndolas con un papel de aluminio para evitar que se quemen, si no son de metal.

Cuando los fideos se hayan puesto derechitos y se hayan tostado, se puede ya sacar del fuego y se le añaden el resto de gambas, que habíamos reservado, por encima a modo de decoración. Si todavía no la vas a servir, dejar dentro del horno apagado hasta el momento de presentar la fideuá a la mesa y así la mantendrás caliente y crujiente.
Fideuá-de-gambas-paso-a-paso-002
Servir acompañada de alioli o mayonesa de ajo. Cada comensal se sirve una o dos cucharadas en su plato y hay quien lo mezcla todo, y quien sólo moja cada bocado antes de llevarlo a la boca. Deja que cada uno lo coma como más le apetezca.

Para preparar la mayonesa de ajo, hay que introducir todos los ingredientes en el vaso de la batidora. Si tu batidora tiene función turbo, no la uses o se te cortará directamente. A potencia media-alta, colocas el brazo de la batidora dentro del vaso apoyada en el suelo del mismo y atrapando la yema del huevo y el ajo. Bate sin mover y, cuando veas que se ha ligado, haz movimientos de lado a lado, sin levantarla del suelo. Cuando ya no veas aceite líquido puedes levantar el brazo hasta la completa integración del aceite. Es muy fácil si sigues estos consejos.    Fuente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lupa (Sexta entrega)

Camilo Antonio Rodríguez era el hermano mayor de Rosa, fue un niño que nació grande, demasiadas responsabilidades desde pequeño. Solo había que verlo para saber de su seriedad, era muy correcto y trabajador. Comenzó la niñez lustrando zapatos (limpiabotas), recogió cartones y botellas para venderlo.
Los vecinos decían que se iba a los extremos, recordaban aquel día que el chico encontró la cartera del Pastor evangélico “Don Chucho”. La cartera tenía dos mil pesos y el “tonto” como le llamaban fue y se la devolvió. Se reían recordando la recompensa que le había dado el pastor, veinte pesos.
El Papa de los Rodríguez le puso ese nombre por la admiración que sentía del comandante Camilo Cienfuegos, de la Revolución Cubana. Siempre andaba buscando las hazañas de este guerrillero y contándosela al chico,
Camilo desde su adolescencia se las había pasado perdidamente enamorado de la hija de la profe Chea, la profesora más popular de la escuela pública.No se atrevía a decirle nada porque no tení…

Lupa (Decima primera entrega)

Rosa y su madre pasaron momentos bastante desagradables en aquel cuartucho del departamento de crímenes y delitos a la propiedad. Allí no se les acusaba de nada, solo querían saber si ellas conocían algo de las actividades de ambos delincuentes.
Fue en estas circunstancias que se enteraron y tuvieron detalles de lo que le paso a Pucho. Rosa quiso fingir, pero no pudo, perdió el control de sus sentimientos y comenzó a llorar. Sumadre sabía lo que pasaba. El policía pensó que toda aquella algarabía seria por su hermano. Ya que la madre también parecía desconsolada con la muerte de su hijo. Al fin pudieron marcharse.
Pasaron los funerales y poco a poco aquellos sectores fueron retornando a su normalidad. Es el destino, se habla mucho cuando los muertos aún están algo caliente, pero a los pocos días las personas pierden el interés del tema y ya algún nuevo tema acapara su atención. Quienes no olvidan son los seres queridos cercanos a los difuntos. Esos siempre mantendrán ese trago amargo po…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…