Ir al contenido principal

Asado vegano con guarnición de patatas y verduras

Asado vegano guarnición patatas verduras


Esta es una receta para los amantes de la experimentación, para aquellos que quieren abrir su mente y probar cosas diferentes. Independientemente de que seas vegano o no, este plato te sorprenderá sobremanera.

La receta que os proponemos es la de un rollo de gluten, relleno de tofu y salchichas vegetales,  y cubierto con unas laminas de tempeh. Además, y para rematar esta estupenda receta, hemos acompañado el asado con unas patatas y unas verduras asadas. El resultado es un plato de diez.

Avisamos que esta es una receta para los que aman pasar un par de horas preparando un plato. Si eres de los que buscas platos rápidos de preparar, este no es para ti.



INGREDIENTES [Para 1 rollo]:


Para el seitán:

  • Gluten de trigo - 1 taza
  • Soja texturizada fina - 1 taza
  • Aceite de oliva - 3 cucharadas
  • Cebolla - 1
  • Ajos - 3 dientes de ajo
  • Garbanzos cocidos - 1 taza
  • Levadura de cerveza - 1/3 taza
  • Albahaca - 1 cucharada
  • Agua - 200ml
  • Sal - 1 cucharadita
  • Pimienta - 1/2 pimienta
  • Para el queso de tofu:
  • Tofu en bloque - 500g
  • Anacardos tostados - 1/2 taza
  • Zumo de limón - 1 cucharada
  • Ajo en polvo - 1 cucharadita

Para el relleno:

  • Salchichas - 4 grandes
  • Para la guarnición:
  • Cebollas chalote - 10
  • Patatas pequeñas - 12
  • Zanahoria - 3
  • Setas - 200g
  • Vino blanco - 250ml
  • Agua - 500ml
  • Salsa de soja - 3 cucharadas

Para la cobertura:

  • Tempeh - 3 lonchas
  • Aceite - 4 cucharadas
  • Salsa de soja - 1 cucharada
  • Pimentón dulce - 1 cucharadita
  • Ajo - 1 cucharadita


ELABORACIÓN DE LA RECETA ASADO VEGANO CON GUARNICIÓN DE PATATAS Y VERDURAS


En primer lugar, ponemos los anacardos a remojar en agua caliente, durante media hora, para que se ablanden.

En una sartén ponemos a calentar 3 cucharadas de aceite. Picamos fina la cebolla y los ajos y los freímos hasta que se ablanden.

En un cuenco grande, ponemos el gluten de trigo y la soja texturizada y reservamos.

Una vez blandos los anacardos, preparamos el queso de tofu. Ponemos todos los ingredientes en una picadora y los procesamos hasta obtener una mezcla de textura cremosa.

Una vez que tenemos la cebolla y los ajos ablandados, los echamos en la picadora junto con el resto de ingredientes del seitán (a excepción de la soja texturizada y el gluten que tenemos en el cuenco). Trituramos hasta que quede bien fino.

Vertemos los ingredientes que acabamos de triturar en el cuenco con el gluten y la soja. Mezclamos bien. Amasamos hasta obtener una textura elástica.

Sobre la mesa de trabajo, volcamos la masa y, con la ayuda de un rodillo, la estiramos hasta formar un cuadrado de unos 40 X 40 centímetros.

Sobre el seitán, repartimos una capa de tofu sin llegar a los extremos de la masa de seitán. Usaremos un tercio del queso de tofu.

Sobre el tofu, y separadas entre sí (unos 3 centímetros), ponemos dos salchichas a lo largo de la masa.

Repartimos más tofu por encima de las salchichas y por los laterales, formando una especie de encofrado. Recordar no llegar a los extremos para que no nos cueste cerrar el rollo.

Volvemos a poner otras dos salchichas separadas entre sí. Hay que colocarlas en el mismo sitio que hemos puesto las dos salchichas anteriores.

Ponemos el resto del tofu, tapando las salchichas y formando un cilindro grueso.

Por último, plegamos el seitán sobre el bloque de tofu para envolverlo. Primero plegamos hacia el centro los laterales. Luego plegamos el extremo inferior, y, finalmente, plegamos el extremo superior hasta tapar los otros extremos que tenemos en el centro.

Una vez tenemos formado nuestro rollo, lo envolvemos dos veces en papel de aluminio, y lo ponemos a cocer al vapor durante 60 minutos aproximadamente. A mitad de la cocción, quitamos la tapa a la cocedera, y le damos la vuelta a nuestro rollo.

Mientras que nuestro rollo se cuece, preparamos la guarnición que acompañará al rollo de seitán. Pelamos las chalotes, pelamos y cortamos en trozos gruesos las patatas. Hacemos lo mismo con la zanahoria. Lavamos y cortamos las setas por al mitad. Ponemos todos los ingredientes en una fuente grande para horno, menos las setas, que las añadiremos hacia el final de la cocción. Regamos las verduras con el agua, el vino blanco y la salsa de soja, y espolvoreamos un poco de sal y de pimentón dulce, Horneamos a 200º durante una hora, o más, hasta que las verduras se ablanden. Cuando queden unos 20 minutos de cocción añadiremos las setas. Debemos remover las verduras de vez en cuando para que se doren por igual, y vigilaremos el nivel de líquido por si hubiese que añadir más agua. En cuanto metamos las verduras al horno, proseguiremos con el formado del rollo de seitán.

Preparamos el adobo mezclando todos los ingredientes.


Una vez que las verduras casi están listas, retiramos el papel de aluminio de nuestro rollo, sacamos la fuente con las verduras del horno, ponemos nuestro rollo en el centro de la fuente. Antes de meterlo al horno, y con la ayuda de una brocha de cocina, barnizamos el rollo por arriba y por los laterales con una parte del adobo, ponemos  encima las láminas de tempeh y lo volvemos a barnizar con el resto del adobo. Metemos de nuevo la fuente al horno y proseguimos el  horneado 15 o 20 minutos más, hasta que el tempeh se dore ligeramente.

Serviremos nuestro rollo cortado en rebanadas gruesas, acompañado de guarnición y regado todo con un poco de la salsa que nos debe haber quedado en al fuente del horno.


ANOTACIONES Y CONSEJOS


Es importante comenzar a estirar la masa de seitán en cuanto esté elástica, ya que si esperamos demasiado nos costará más trabajo.          Fuente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lupa (Sexta entrega)

Camilo Antonio Rodríguez era el hermano mayor de Rosa, fue un niño que nació grande, demasiadas responsabilidades desde pequeño. Solo había que verlo para saber de su seriedad, era muy correcto y trabajador. Comenzó la niñez lustrando zapatos (limpiabotas), recogió cartones y botellas para venderlo.
Los vecinos decían que se iba a los extremos, recordaban aquel día que el chico encontró la cartera del Pastor evangélico “Don Chucho”. La cartera tenía dos mil pesos y el “tonto” como le llamaban fue y se la devolvió. Se reían recordando la recompensa que le había dado el pastor, veinte pesos.
El Papa de los Rodríguez le puso ese nombre por la admiración que sentía del comandante Camilo Cienfuegos, de la Revolución Cubana. Siempre andaba buscando las hazañas de este guerrillero y contándosela al chico,
Camilo desde su adolescencia se las había pasado perdidamente enamorado de la hija de la profe Chea, la profesora más popular de la escuela pública.No se atrevía a decirle nada porque no tení…

Lupa (Decima primera entrega)

Rosa y su madre pasaron momentos bastante desagradables en aquel cuartucho del departamento de crímenes y delitos a la propiedad. Allí no se les acusaba de nada, solo querían saber si ellas conocían algo de las actividades de ambos delincuentes.
Fue en estas circunstancias que se enteraron y tuvieron detalles de lo que le paso a Pucho. Rosa quiso fingir, pero no pudo, perdió el control de sus sentimientos y comenzó a llorar. Sumadre sabía lo que pasaba. El policía pensó que toda aquella algarabía seria por su hermano. Ya que la madre también parecía desconsolada con la muerte de su hijo. Al fin pudieron marcharse.
Pasaron los funerales y poco a poco aquellos sectores fueron retornando a su normalidad. Es el destino, se habla mucho cuando los muertos aún están algo caliente, pero a los pocos días las personas pierden el interés del tema y ya algún nuevo tema acapara su atención. Quienes no olvidan son los seres queridos cercanos a los difuntos. Esos siempre mantendrán ese trago amargo po…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…