TARTA HELADA DE FRESAS

Aún queda más de un mes para que finalice la primavera, pero las temperaturas han subido tanto en los último días, que todos sentimos que el verano ya ha llegado, hace demasiado calor y lo que más apetece es tomar cosas refrescantes. Por eso, he  preparado con ingredientes muy sencillos, esta tarta helada de fresas, formada por capas intercaladas de yogur griego con queso mascarpone, fresas y galletas, os sorprenderá su delicioso sabor y lo bonita que queda,
Este fue el postre, para la última reunión familiar que tuve en casa y todos estuvieron encantados, no sobró ni un trocito. Así que no lo dudéis y hacedla muy pronto, antes de que termine la temporada de fresas.

Tarta helada de fresas

INGREDIENTES (10-12 PORCIONES):

1 kilo de fresas (1000 gramos)
7 yogures griegos de 125 gramos cada uno (875 gramos)
1 tarrina de queso mascarpone de 250 gramos
250 gramos de galletas (he utilizado galletas Relieve de Mercadona)
El zumo de una naranja
1 cucharada de extracto de vainilla
Azúcar al gusto

PREPARACIÓN:


1. Lavamos y le quitamos las hojas a las fresas y nos reservamos unos 100 a 150 gramos para decorar la tarta.

2. Partimos las fresas en láminas o en trozos, como prefieras. Las ponemos en un bol, les agregamos el zumo de la naranja y unas 4 cucharadas de azúcar, mezclamos muy bien y las dejamos macerar 20 minutos, en el frigorífico.

3. En otro recipiente, mezclamos el queso mascarpone y el yogur griego, le agregamos el extracto de vainilla y azúcar al gusto, batimos bien, podemos ayudarnos con la batidora de varillas, hasta que veamos que la mezcla está espesa y se forman ondas en la superficie. Llevamos al refrigerador 10 minutos.

4. Entretanto, vamos a preparar el molde. Para esta tarta he utilizado un molde rectangular de 30 cms de largo. Cortamos una lámina de film plastico de cocina y forramos el interior del molde. La lámina de film debe ser lo suficientemente larga, para que sobresalga unos 10 cms hacia los lados más estrechos del molde. Este paso es muy importante, porque así podremos desmoldar la tarta fácilmente. Si tienes problema para el film se adhiera, puedes humeder ligeramente las paredes del molde y el plástico se adherirá perfectamente.

5. Sacamos las fresas del refrigerador, ponemos la mitad en otro recipiente y con ayuda de la batidora de mano o la batidora de vaso (licuadora), las trituramos hasta hacerlas puré, no les agregamos líquido adicional, sólo parte del jugo que han soltado al macerarse. Las probamos para verificar el punto de dulce y si es necesario, le agregamos un poco más de azúcar.

6. Ahora procedemos a rellenar el molde: primero ponemos una capa de la crema de yogur y mascarpone, más o menos de 1,5 cms o 2 cms, para que os hagáis una idea. En seguida ponemos una capa de fresas en láminas o troceadas y la mitad del puré de fresas y a continuación una capa de galletas. La marca de galletas que he utilizado, es ideal para este tipo de molde, porque tienen forma rectangular y casi no he tenido que partirlas para ajustarlas. Volvemos a repetir la operación, otra capa de yogur y mascarpone, otra de fresas y puré y por último finalizamos con otra capa de galletas, la cual debemos ajustar con suavidad, pero asegurándonos de que cubra completamente la superficie del molde. Debería sobrarnos un pocode crema de yogur y mascarpone, que dejaremos guardada en el frigorífico y que utilizaremos para decorar la tarta.

7. Para terminar doblamos los extremos sobrantes del film de cocina, sobre la superficie de la tarta y ponemos una capa más que cubra completamente la superficie del molde y lo llevamos al congelador por lo menos 6 horas, para que tenga la consistencia adecuada y podamos desmoldarlo sin problema, aunque lo ideal es prepararlo el día anterior y dejarlo toda la noche en el congelador.

Preparacion tarta helada de fresas


8. Cuando ya esté helada nuestra tarta, para desmoldarla, la sacamos del frigorífico y la dejamos a temperatura ambiente entre 5 y 10 minutos. Con ayuda de un cuchillo de hoja fina, repasamos todo el borde de la tarta, procurando no romper el plástico, abrimos los laterales que nos sobraban del film plástico y tiramos hacia arriba, si vemos que cede, es el momento de desmoldar. Ponemos la tarta boca abajo sobre la bandeja en la que vamos a servirla y sacudimos el molde, para que salga la tarta, es probable que con esto sea suficiente para desmoldarla, si no es así, podéis pedirle a alguien que os ayude sujetando el molde y tirando con suavidad hacia arriba, mientras que tiras del film plástico y con seguridad la tarta saldrá sin problema, a mi me ha resultado fácil y ha salido perfecta. La otra opción es utilizar un molde desmontable y así desmoldarás la tarta rápidamente.

9. Tomamos la crema de yogur y mascarpone que nos sobró, y con ayuda de una espátula ponemos una capa alrededor de la tarta, llevamos nuevamente al congelador. 15 ó 20 minutos antes de servir la tarta, la decoramos con fresas en láminas y la dejamos en el refrigerador, para que se suavice un poco la textura y podamos partir las porciones fácilmente. Y ya está lista nuestra tarta, para disfrutarla con la familia y amigos.     Fuente

preparacion tarta helada de fresas

Tarta helada de fresas


Comentarios