Ir al contenido principal

Hombre que hackea teléfonos con un implante debajo de su piel

Hombre que hackea teléfonos con un implante debajo de su piel
Como si se tratara de uno de eso trucos de ilusionista de feria, si le das el teléfono a Seth Wahle puede robarte tus fotos, claves y cualquier información simplemente con tocar el equipo.
Wahle era soldado de Estados Unidos y ahora trabaja como ingeniero en una compañía llamada APA Wirless.
Lo que más llama la atención es descubrir que es miembro de esa creciente comunidad de portadores de chips capaces de sustraer información, conocidos como biohackers.
Los nuev
os biohackers


Los biohackers son personas a las que les gusta jugar con los límites del cuerpo. En el caso de Whale, el objetivo es explorar el futuro de la ciberseguridad.
Wahle pasó mucho tiempo investigando los diferentes tipos de chips RFID disponibles.
Los RFID (radio frequency identification o identificación por radiofrecuencia) son pequeños dispositivos que pueden almacenar un volumen reducido de información y comunicarla a otros dispositivos que se encuentren cerca.
El ingeniero le pagó luego a un artista aficionado a los tatuajes para que le inyectara el chip en su mano, en el espacio entre el pulgar y el índice.
“Por un momento el dolor llegó a ser realmente insoportable, pero cesó tan pronto como sacó la aguja”, cuenta Wahle.


Dúo de hackers
Todo comenzó con una conversación casual en una pizzería con Rod Soto, investigador en temas de seguridad y organizador de un evento llamado Hackmiami, en Florida.
“Seth estaba ahí comiendo pizza y yo me le aproximé en modo casual diciendo algo como ‘hola, tu pareces ser de esas personas a las que les gustan las computadoras’”, relató Soto. “¡Y resultó ser que Rod tenía un chip metido en su mano!”.
HAKERBBS2
Soto, que se dedica a evaluar software y hardware para hackear, quedó intrigado con Wahle y lo animó a dar una conferencia en un evento sobre ciberseguridad llamado Hackmiami el año pasado.
Wahle aceptó y dio una charla sobre cómo usar un chip para evitar que una pistola se dispare por accidente. Sólo si el chip está en la mano el gatillo puede accionarse.
“Luego del evento tuvimos una reunión para explorar múltiples ideas sobre qué usos darle al implante”, contó Soto.
Entonces decidieron comprobar si podían colocar un software maligno en el teléfono celular de alguien, con tan solo colocarlo en la palma de la mano de Wahle.
De ahí en adelante todo fue fácil. Casi demasiado fácil. “Fue una sorpresa ver que funcionara tan bien como lo hizo”, confiesa Wahle.
Les tomó unos pocos meses diseñar el dispositivo y funcionó en el primer intento.
Cómo funciona el chip
El proceso de hackear el teléfono de alguien con el implante funciona de la siguiente manera: el chip RFID tiene una antena para comunicaciones a corta distancia (Near Field Communications o NFC por sus siglas en inglés).
“El mensaje que quiero dar es que ya puede hackearse de esta forma con la tecnología disponible”, dijo Wahle.
Esa antena genera una frecuencia de radio que permite la comunicación con equipos como teléfonos inteligentes, que también cuentan con antenas NFC.
HAKERBBC3
De modo que cuando el celular está en la palma de la mano, el chip envía una señal al teléfono y se abre una ventana de diálogo pidiéndole al usuario que abra un vínculo.
Si el usuario lo abre, el vínculo instala un archivo maligno que conecta el teléfono a un servidor remoto donde alguien puede tener acceso a la información.
“Una vez que tengo esa respuesta del usuario, ya ese teléfono es mío”, dijo Soto.
Con el teléfono en la mano de Wahle y Soto en la computadora remota, en minutos se obtiene cualquier información.
En la demostración, el vínculo maligno aparece muy bien disfrazado, por lo que cualquier usuario podría aceptar la invitación. Sin embargo, Wahle y Soto advierten que con un poco más de diseño, la ventana de dialogo con el vínculo puede llegar a parecerse a cualquier actualización de un sistema o una notificación de Candy Crush.
Por otra parte, tampoco hay muchos obstáculos para saltar este paso y llegar directamente a la información del teléfono sin tener que hacerle click a un vínculo.



¿Es un riesgo verdadero?
Las posibilidades de que te tropieces con alguien que tiene un chip RFID insertado en la mano todavía son muy bajas.
Implantarse un dispositivo en el cuerpo no es algo común y los biohackers todavía no andan deambulando a tu alrededor.
Por otra parte, la demostración de Soto y Wahle no violó ninguna ley. Ellos utilizaron el teléfono de Wahle y él sabía lo que iba a pasar. No obstante, para Andrea Matwyshyn, profesora de derecho en el Centro para Políticas de Información Tecnológica de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, las cosas pueden ser más complicadas si la persona no tiene idea que esto puede ocurrirle.
“El enfoque de la ley – sobre Abuso y Fraude Computarizado en EE.UU.- se basa en la noción de sobrepasar el acceso autorizado. ¿Tuvo la persona que ingresó al sistema el consentimiento del dueño de este sistema para obtener la información? Si la repuesta es no, entonces hubo una violación de la ley”, explica Matwyshyn.
Para Soto y Wahle lo importante exponer las vulnerabilidades de los dispositivos que las personas usan a diario.
“El mensaje que quiero transmitir no es: ‘oigan, puedo meterme un chip NFC en mi mano y controlar un teléfono Android’, aclara Wahle. “El mensaje es que he hecho esto con la tecnología disponible y en la medida que la tecnología sigue evolucionando, este tipo de dispositivos estará al alcance de todos. La idea detrás de lo que hacemos es vulnerar algo para mostrarle a la gente que puede ser vulnerado”, resalta Wahle.
Soto coincide con ese punto. “La razón principal por la que hacemos esto es que los usuarios puedan evitar que algo así les ocurra”.    Fuente


HAKERBBC44

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quiénes fueron "Los Palmeros"?. Una breve historia.

Hay combates desiguales en los que se puede perder la batalla, pero aún así, los perdedores resultan triunfantes, pues alcanzan la inmortalidad.

    Tal es el caso de cuatro activistas de los llamados Comandos de la Resistencia que el 12 de enero de 1972, portando algunos fusiles, resistieron por más de cinco horas un ejército de cerca de cinco mil efectivos de todos los cuerpos armados de la República Dominicana.


    En la acción que la historia dominicana registra con el nombre de Los Palmeros, dejaron de respirar, pero alcanzaron la inmortalidad, los jóvenes Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Ulises Cerón Polanco y Bienvenido Leal Prandy.


    Los cuatro casi imberbes adoptaron una actitud en contra del go-bierno presidido por el doctor Joaquín Balaguer, porque lo consi-deraron un continuador del sistema implantado por Estados Unidos de América para facilitar la explotación de las riquezas nacionales.

    Desde muy jóvenes abrazaron la lucha  política y en 1965 participa…

Lupa (Sexta entrega)

Camilo Antonio Rodríguez era el hermano mayor de Rosa, fue un niño que nació grande, demasiadas responsabilidades desde pequeño. Solo había que verlo para saber de su seriedad, era muy correcto y trabajador. Comenzó la niñez lustrando zapatos (limpiabotas), recogió cartones y botellas para venderlo.
Los vecinos decían que se iba a los extremos, recordaban aquel día que el chico encontró la cartera del Pastor evangélico “Don Chucho”. La cartera tenía dos mil pesos y el “tonto” como le llamaban fue y se la devolvió. Se reían recordando la recompensa que le había dado el pastor, veinte pesos.
El Papa de los Rodríguez le puso ese nombre por la admiración que sentía del comandante Camilo Cienfuegos, de la Revolución Cubana. Siempre andaba buscando las hazañas de este guerrillero y contándosela al chico,
Camilo desde su adolescencia se las había pasado perdidamente enamorado de la hija de la profe Chea, la profesora más popular de la escuela pública.No se atrevía a decirle nada porque no tení…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…