lunes, 4 de mayo de 2015

El nacimiento de la hija de los duques de Cambridge ha sido una farsa, según los medios rusos

Un periódico afín al Kremlin asegura que la duquesa no dio a luz el sábado, y que la presentación oficial ha sido un montaje


Un periódico ruso ha señalado que el anuncio del nacimiento de la princesa real, hija de los duques de Cambridge, ha sido una farsa, un montaje de la Familia Real Británica. Según este medio, reseñado por «The Independent», la princesa habría nacido días antes. El medio incluso se atreve a señalar que Catalina de Cambridge utilizó un vientre de alquiler para gestar a la criatura y que ella uso una prótesis para simular el embarazo.

El medio «Komsomolskaya Parvda», afín al Kremlin, apoya una teoría principal, el nacimiento de la Princesa Real no se produjo el sábado 2 de mayo sino días antes. «Ella dio a luz tres días antes. Ellos lo han anunciado ahora. Mira el bebé, no luce como un recién nacido para nada», ha dicho una mujer al medio ruso.

«Si ella dio a luz de forma natural, ha tenido que ser días antes», ha dicho otra persona. Una tercera fuente ha especulado aún más. «No hay nada que ayude a una mujer que acaba de dar a luz, incluso con la ayuda de los mejores doctores, a levantarse así tras el parto, y que abandone la clínica por sus propios medios», ha dicho.

Otra mujer consultada por el diario ruso señala otra teoría, Catalina nunca estuvo embarazada. «Fue una madre de alquiler quien dio a luz, no ella». El medio, quien cita a una ginecóloga rusa, señala que la actitud de Catalina de Cambridge de mostrarse en pie tras dar a luz ha sido «heroica», pero que no recomienda a otras mujeres a abandonar el hospital tan pronto.

Gregoria Alonso, ginecóloga del hospital Severo Ochoa, ha explicado a ABC que la partida de la duquesa del hospital no es una locura, aunque deben darse ciertas condiciones. «Si es un parto normal, eutócico, sin puntos y sin ninguna complicación, con estar unas seis o siete horas en el hospital es suficiente y después ya se puede ir a casa», ha dicho. «Mirror», un medio británico, ha calificado la noticia de «ridícula», mientras que «Express» ha dicho que solo se trata de medios «celosos».

El príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, abandonaron este mismo sábado el hospital St. Mary de Londres con la hija de ambos, nacida a las 07.34 GMT de la mañana con un peso de 3,7 kilos.   fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario