El 23 de abril de 1965 fue el día más tranquilo de la guerra



El domingo 23 de mayo de 1965 fue el día más tranquilo de la guerra, luego que se decretara una tregua momentánea. La gente aprovecho para hacer sus actividades cotidianas, algunos se casaron como el combatiente Onelio Espaillat y Guillermina. La gente se paseaba por la calle el Conde, el Malecón y otros lugares de la Zona Constitucionalista. En horas de la tarde, Imbert Barreras, presidente del Gobierno de Reconstrucción Nacional pronuncio un discurso en el cual exhortaba a los constitucionalistas a deponer las armas.      Fuente



Comentarios