Croquetas de verduras

receta croquetas verduras

Receta para hacer croquetas de verduras


Los que nos seguís desde hace tiempo sois conocedores de que al equipo de Cocina Casera le encantan las croquetas. Las hemos hecho de diversos ingredientes; pollo, champiñones, merluza, etc. Y es que hay pocas elaboraciones que tengan tanto éxito. Por eso, hoy os traemos una nueva receta de croquetas, en este caso las hemos hecho pensando en aquellas personas que son amantes de las verduras.

La elaboración de este plato, al contrario de lo que pueda parecer, no es complicada. Si miráis el vídeo que os compartimos, podréis comprobar que, básicamente, se trata de cocinar unas pocas verduras y añadirlas a una bechamel. Para obtener un buen resultado, hay que dejar la masa en la nevera durante varias horas, de este modo podremos formar las croquetas fácilmente. Al final del paso a paso, en nuestra sección de anotaciones y consejos, os hemos puesto los enlaces a dos artículos muy interesantes que os servirán de gran ayuda a la hora de preparar esta receta. En uno de ellos os contamos algunos trucos para elaborar croquetas perfectas y en el otro os damos las claves para conseguir un rebozado de cine.

Si alguno de los ingredientes de esta receta no es de vuestro agrado, sentíos con total libertad de cambiarlo por otro, en ese sentido esta elaboración es muy agradecida, admitiendo todo tipo de variantes. Podéis mezclar distintas verduras, o incluso añadir un poco de carne o pescado. En la cocina, cada uno debe marcar sus límites, las recetas son meros instrumentos para ayudarnos a volar solos.

¿Estáis preparados para elaborar las mejores croquetas de verduras del mundo?

Ingredientes [Para 12 unidades]:


Pimiento verde - 1/2 unidad
Pimiento piquillo - 60 gramos
Brócoli - 250 gramos
Zanahoria - 2 unidades
Espárragos - 8 unidades
Mantequilla - 50 gramos
Harina de trigo - 50 gramos
Leche - 500 mililitros
Sal - al gusto
Nuez moscada - 1/2 cucharada pequeña
Pimienta negra - al gusto
Ajo en polvo - 1/2 cucharada pequeña
Comino molido - una pizca
Huevo - 1 unidad
Pan rallado - para rebozar
Aceite de oliva - 3 cucharadas grandes
Aceite - para freír

Elaboración de la Receta



  1. Con la ayuda de un pelador, quitamos la piel a la zanahoria y la cortamos en trozos muy pequeños.
  2. Cortamos el pimiento verde por la mitad (longitudinalmente), le quitamos las semillas y picamos una de las mitades finamente.
  3. Calentamos aceite en una sartén. Una vez que esté caliente, añadimos la zanahoria y el pimiento verde. Cocinamos a fuego medio para que ambos ingredientes se vayan ablandando.
  4. Retiramos la parte dura a los espárragos. Para ello, sujetamos con ambas manos los extremos de éstos y hacemos presión hacia arriba para que se rompan justo por la zona donde empiezan a estar tiernos (ver vídeo). Desechamos la parte dura y picamos en trocitos la parte tierna.
  5. Cortamos el brócoli en ramilletes pequeños.
  6. Añadimos los espárragos y el brócoli a la sartén.
  7. Echamos el ajo en polvo, la pimienta molida y la sal. Removemos para que se distribuyan homogéneamente. Continuamos cocinando, a fuego medio, para que todos los ingredientes se vayan ablandando.
  8. Picamos el pimiento morrón y lo añadimos a la sartén cuando el resto de ingredientes estén tiernos. Mezclamos, cocinamos un par de minutos más y retiramos las verduras del fuego. Reservamos.
  9. En una sartén anti adherente, ponemos a calentar la mantequilla.
  10. Cuando se funda, echamos la harina. Con un batidor, mezclamos y cocinamos durante 3 ó 4 minutos para que la harina se cueza.
  11. Seguidamente, vertemos la leche poco a poco, al tiempo que vamos removiendo para que vaya siendo absorbida  por la mezcla.
  12. Una vez que hemos incorporado casi toda la leche, echamos la nuez moscada y mezclamos para que se reparta uniformemente.
  13. Añadimos las verduras que tenemos reservadas y removemos con la espátula.
  14. A continuación, vertemos la leche que nos queda y seguimos mezclando. Cocinamos, a fuego medio, hasta que la masa espese un poco.
  15. Una vez que haya espesado, la ponemos en un recipiente para que se enfríe.
  16. Cuando la masa este fría, tapamos el recipiente y lo metemos a la nevera donde dejamos que repose hasta el día siguiente. Lo ideal es que esté en la nevera durante al menos 8 horas.
  17. Pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa de la nevera.
  18. Cascamos el huevo y echamos su contenido en un plato. Batimos ligeramente.
  19. Echamos pan rallado en otro plato.
  20. Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén. Os recomiendo usar aceite de oliva.
  21. Con la ayuda de una cuchara, cogemos pequeñas cantidades de masa y las formamos haciendo presión con la mano en la cuchara.
  22. Una vez formadas, pasamos las croquetas por el huevo batido y, tras escurrirlas un poco, las rebozamos en el pan rallado.
  23. Cuando el aceite esté bien caliente, añadimos las croquetas a la sartén. Lo haremos por tandas para que el aceite no se enfríe demasiado. Freímos unos minutos por ambos lados hasta que se doren.
  24. Una vez doradas, retiramos de la sartén con la ayuda de una espumadera araña y las ponemos sobre papel absorbente. Dejamos reposar durante unos segundos antes de servirlas.


Anotaciones y Consejos


Antes de hacer esta receta os invitamos a leer dos interesantes artículos ; "Trucos para hacer la croqueta perfecta" y "Cómo hacer el rebozado perfecto". Sin duda, con los conocimientos que podéis adquirir con su lectura el éxito está asegurado.          Fuente

Comentarios