Un directivo de Qatar Airways avergüenza a una azafata compartiendo una imagen suya ebria a toda la compañía



Las aerolíneas del golfo Pérsico tienen fama de ser las más lujosas del mundo. En sus fastuosas cabinas de primera clase se sirve caviar, champan y los más exquisitos platos. Sus aviones son los más modernos y sus tripulaciones están formadas por profesionales que suelen dominar tres o cuatro idiomas diferentes. Y para mantener la calidad del servicio en los más altos estándares, sus ejecutivos suelen ser implacables.
Y si no, que se lo digan a una azafata que ni siquiera fuera de servicio puede cometer un fallo. Rossen Dimitrov, vicepresidente de Qatar Airways, compartió con todos los empleados de la compañía una imagen de la mujer tirada en el suelo a las puertas del edificio de apartamentos en el que vive, con una enorme borrachera. La imagen corresponde a la captura de un vídeo grabado con las cámaras de seguridad del lugar.

La imagen que el vicepresidente envió


Dimitrov explicó a todos sus empleados que se sentía decepcionado por la conducta de la tripulante de la cabina: “Estoy avergonzado y molesto por este comportamiento mostrado por una empleada fija de nuestra compañía, una mujer adulta que lleva 9 años trabajando para nosotros”.
Qatar Airways, que tiene una plantilla de 31.000 personas y que es la décima compañía aérea del mundo en términos de flota y trabajadores, tiene su sede en Catar, un país en el que sus ciudadanos tienen prohibido consumir alcohol, una prohibición que no se aplica a los extranjeros. Pero aun así, los trabajadores foráneos son advertidos en sus empresas de que en esa nación se considera un insulto grave el estar borracho.

La imagen de la azafata y el correo del directivo se han convertido en noticia tras ser filtrados a la prensa. Qatar Airways ha informado mediante un comunicado que el correo fue “una forma de avisar a sus tripulantes de cabina de que para mantener un entorno de trabajo sano y respetable, deben cumplir las normas de la sociedad catarí. En Doha (capital de Catar) está prohibido que los cataríes beban alcohol, no así los extranjeros. Pero ser visto borracho es considerado como algo altamente irrespetuoso”.

Además, el portavoz de Qatar Airways asegura que la azafata cayó inconsciente a las puertas de un edificio de apartamentos que pertenece a la compañía, y que está a disposición de sus empleados.
No se ha hecho público si la empleada intoxicada ha sido castigada o despedida. De momento, ha tenido que aguantar la humillación de que sus compañeros la vean así.    Fuente  



Comentarios