Primeros enfrentamientos contra los haitianos: Fuente de Rodeo, Cabeza de las Marias, Las Hicoteas

Batalla Fuente del Rodeo


La Batalla Fuente del Rodeo fue el primer encuentro armado entre la República Dominicana y Haití con el fin de defender la reciente independencia dominicana del dominio haitiano. Se libró el 13 de marzo de 1844 en la provincia de Bahoruco. El ejército dominicano estaba dirigido por el general Fernando Tavera y el ejército haitiano, que superaba en cantidad al dominicano, estaba al mando del comandante y presidente Charles Rivière-Hérard.

El plan de invasión de Hérard consistía en el envío de tres columnas que sumaban un total de 20.000 soldados. La primera, capitaneada por Jean-Louis Pierrot, iría por el norte contra Puerto Plata y Santiago de los Caballeros. La segunda, comandada por el presidente en persona, buscaba conquistar San Juan de la Maguana y Azua de Compostela. La tercera y última, dirigida por el general Agustin Souffront, marcharía hacia Neiba.

Su objetivo era dividir a las fuerzas dominicanas. Tomarían Neiba y luego las columnas de Hérard y Pierrot se unirían para atacar Azua. Los defensores, mucho menos numerosos, se habían hecho fuertes en una serie de puntos estratégicos del país. Produciéndose el primer enfrentamiento en fuerte del Rodeo, que consistió en un ataque sorpresa contra una columna haitiana, posicionada en Las Marías.

Batalla Cabeza de Las Marías y Batalla de Las Hicoteas


La Batalla de Cabeza de Las Marías y Las Hicoteas fueron unos de los primeros combates militares para mantener la independencia dominicana y se libraron el 18 de marzo de 1844, en Cabeza de Las Marías, cerca de Neyba, provincia Bahoruco; y Las Hicoteas, cerca de Azua de Compostela, provincia de Azua. Tropas dominicanas, una parte del ejército del sur, dirigidas por el general Manuel de Regla Mota, se encontró con una fuerza del ejército haitiano que superaba los 10.000 soldados, encabezados por el general Souffrand, a consecuencia de lo cual De Regla Mota se vio obligado a huir hacia Azua de Compostela.


Comentarios