Como se hacen las croquetas

Aprende-como-se-hacen-las-croquetas-portada

¡Hola amig@s! Hoy quiero enseñaros a hacer el pincho por excelencia de la gastronomía española. No deja de asombrarme la simpleza de estos bocados y lo buenísimos que están. Ofrecen una gran versatilidad, ya que se pueden incluir muchos ingredientes a parte de la bechamel, como podréis comprobar más adelante. También vienen genial como receta de aprovechamiento. Si nos ha sobrado un poco de pollo asado, algo de pescado, bacalao por ejemplo, unos huevos cocidos que hemos hecho de más para una ensaladilla… Las posibilidades son infinitas. Os enseñaré unas cuantas recetas que he seleccionado de entre los blogs con los que colaboro y además desde mi propia web, os traigo cómo hacer una bechamel para que siempre os salga bien y que hagáis las mejores croquetas del mundo, aunque en esto cada maestrillo tiene su librillo. Paso ya a presentaros las recetas.
.

Como se hacen las croquetas

Bechamel para croquetas, receta infalible. Hacer una bechamel es fácil. Solo necesitas harina, leche, mantequilla, una pastilla de caldo de carne y sal. Para hacerla empezamos fundiendo la mantequilla y la pastilla de caldo de carne, añades la harina y la trabajas hasta que esté tostada. Después vas añadiendo la leche poco a poco y trabajas la mezcla para que no queden grumos y quede en la textura que nos guste, puedes hacerlo así en la manera tradicional o… utilizar el truco que te explico en el vídeo.
Bechamel, ingredientes:
200 gr. de harina.

1 litro de leche.

100 gr. de mantequilla.

1 pastilla de caldo de carne.

Sal.

Bechamel, preparación:

Por si acaso no podéis ver el vídeo os voy a explicar como se hace. Os habréis dado cuenta que no le he añadido nada, solo está hecha la bechamel a la que luego le añadiremos aquello que mejor nos caiga, jamón, pollo, huevo, bacalao, gambas, etc. aquello que tengamos en la nevera y que no sepamos que hacer con ello, solo hay que picarlo bien y añadirlo a la bechamel justo cuando estemos terminando de hacerla y eso es todo.
Para hacer la bechamel lo primero es fundir la mantequilla, le añadimos la pastilla de caldo de carne y cuando esté fundida le ponemos la harina, la trabajamos bien hasta que la vemos bien tostada.
.
Croquetas-con-sorpresa-001
Croquetas-con-sorpresa-002
.







En este momento le añadimos toda la leche y comenzamos a remover, si vemos que la harina se queda hecha grumos, no dudéis en disolverlos con la batidora, es la manera mas sencilla y eficaz que conozco.
Según vamos cocinando veremos que al evaporarse la leche nos va cambiando la textura  y cuando ya esté lo suficientemente trabada sacaremos la bechamel a una fuente para que se enfríe y tras el reposo adecuado podremos hacer las croquetas…
.
Imagen 1
.
Croquetas redondas de codillo de cerdo y jamón. Esta forma de hacer la bechamel es un poco distinta. Se empieza pochando la cebolla en un poco de aceite y cuando ésta esté transparente añadimos la harina. Se remueve y vamos añadiendo la leche paulatinamente mientras se mezcla la harina con la cebolla. Vamos poniendo los ingredientes en el orden establecido (es importante). Sazonamos y damos el toque justo con las especias. Trabajamos la masa hasta que quede con la textura adecuada y dejamos enfriar. Empanamos, freímos y listo. 
Esta es la ensalada, para las croquetas...




 Besamel
Aceite de Oliva Virgen Extra
1 cebolla pequeña
3 Cucharadas de Harina
Nuez Moscada entera (para rallar)
Una cuchara de Mantequilla
Para empanarlas: 2 huevos, sal y Pan rallado






Se empieza, poniendo el aceite y la cebolla, ésta cortada muy pequeña a pochar. Cuando esté transparente, se añade la harina. Se revuelve bien y en un lado de la sartén, voy añadiendo la leche, para que se vaya calentando y al momento, mezclo con la harina y la cebolla. Luego, añado un poco de Nuez Moscada, yo prefiero rallarla en el momento, es más sabrosa.Se pone la carne cortada pequeña y los tacos de jamón, también muy pequeños. Se pone un poco de sal. Cuidado, con ella, pues el jamón serrano, sala bastante. En este momento, pongo a la masa de croquetas, una cucharadita de mantequilla. Y revuelvo por última vez. Se deja enfriar.

A la hora aproximadamente, ya estará lista para pasar las "bolitas" por huevo y pan rallado y freírlas en abundante aceite de Oliva .La harina que uso es la del paquete azul de Mercadona, sirve para "casi" todo.
Imagen 2
.
Croquetas caseras de pollo y zanahoria. Las croquetas en si mismo a todos nos parecen iguales, aquí tienes la prueba de que no es así. Para hacer estas utilizaremos: Aceite, mantequilla, ccebolla para el sofrito a la que añadiremos bicarbonato y sazonaremos, además utilizaremos diferentes especias. Calentamos la leche en el microondas antes de utilizarla y añadiremos en su momento el pollo y zanahorias… que ricas jejejeje.
.
Imagen 3
.Croquetas caseras de pollo y zanahoria. Ingredientes


Para las croquetas:
2 cebollas medianas
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de mantequilla sin sal
1 cucharadita de nuez moscada
sal y pimienta al gusto
pizca de bicarbonato sódico 
2 cucharadas rasas de harina de trigo
2 tazas de leche (yo he usado desnatada)
1 zanahoria 
250 gr de pollo desmenuzado

Para el rebozado:
1 huevo
pan rallado
aceite para freír

Croquetas caseras de pollo y zanahoria. Preparación

Primero corta la cebolla bien fina. Pon una sarten a fuego medio, añade el aceite de oliva y la mantequilla. Agrega la cebolla y deja cocer sin dejar que se queme, ve removiendo constantemente, puedes añadir un chorrito de agua si es necesario.

Croquetas de pollo y zanahoria

Añade los condimentos en este paso. Un truco para que suelte todo el jugo y quede tierna es añadir una pizca de bicarbonato sódico. También he añadido una cucharada de agua para evitar que se me queme la cebolla. Pueden transcurrir 10-12 minutos fácilmente hasta que tengas la consistencia necesaria.

En un cazo o en el microondas calienta un poco la leche. Hay quien añade una parte de nata, yo no lo veo necesario.

Agrega la harina a la mezcla de la cebolla. Cuece removiendo por 1 minuto aproximadamente, para eliminar el sabor a harina. Añade una taza de leche y mezcla bien hasta espesar. Incorpora la otra taza y lo mismo, deja espesar sin dejar de remover por unos 8 minutos más.

Yo he usado el pollo y la zanahoria hervidos para un caldo, por lo que ya tenían algo de sal. Añade la zanahoria rallada y el pollo desmenuzado y cortado. Mezcla un poco más y ya lo tienes. Deja enfriar, pasa la mezcla a un recipiente y lleva a la nevera por, aproximadamente, 24 horas. Así se endurece la masa y se concentran los sabores.

Croquetas de pollo y zanahoria

Pasado este tiempo la mezcla está lista para moldear. Hacemos la forma típica de croqueta, pasamos por pan rallado, moldeamos con las manos, rebozamos en huevo batido y pan rallado para terminar. Puedes ayudarte de 2 cucharas soperas para conseguir la forma de croqueta, o directamente con las manos.

Croquetas de pollo y zanahoria



Croquetas de pollo y zanahoriaUna vez estén todas las croquetas empanadas, fríelas en abundante aceite de oliva y colócalas en papel absorbente. Deja que reposen allí unos 5 minutos y ya estarán listas para servir. Son una delicia!

Puedes acompañar con la salsa de tu preferencia. A mi me gusta esta mezcla:

1 bote pequeño de yogur o queso batido al 0%
1 cucharadita de aceite de oliva
1 cucharadita de mostaza Dijon
ajo en polvo
tomillo

Simplemente mezclas todos los ingredientes y mantienes en la nevera hasta el momento de servir.


Con estas cantidades han salido 20 croquetas medianas y sólo he necesitado 1 huevo para rebozarlas todas.

Quedan doradas y crujientes por fuera

Croquetas de pollo y zanahoria

y jugosas por dentro, como debe ser :)

Croquetas de pollo y zanahoria

Si quieres, puedes ver el vídeo a continuación para que quede más claro el proceso.

No tienen que ser de pollo necesariamente, puedes usar otros ingredientes, como jamón, queso, pavo... Intentaré hacer una versión vegana la próxima vez.

¡besos!


Croquetas de espinaca y requesón. Estas croquetas son bastante diferentes a las que conocemos en España. Es una receta argentina y se hace de la siguiente forma. Cocemos las espinacas previamente lavadas Y las ponemos en un bol junto con el queso rallado, el requesón, la sal, la pimienta, el huevo y la nuez moscada. Todo esto tenemos luego que integrarlo con la harina y proceder a cocinarlas como se hace en Argentina.
.
Imagen 4
.Al igual que las croquetas en España, se pueden hacer de cualquier sabor, esta son de espinaca y requesón porque es algo que nunca falta en mi nevera.

Ingredientes: (30 unidades)
300 gr. de espinaca
200 gr. de requesón
2 cucharadas de queso rallado
2 huevos
3 cucharadas de harina común
sal y pimienta
nuez moscada

Lavar la espinaca y cocinar en una olla con muy poca agua con sal durante 2 minutos. Escurrir el agua, picar y dejar enfriar.

Colocar en un bol y añadir los huevos, el queso, el requesón y los condimentos.

Mezclar bien e incorporar poco a poco la harina, integrando bien.

Poner a calentar abundante aceite y cuando esté caliente mojar la cucharita con la que se van a hacer las croquetas (es para que la masa deslice con facilidad).

Tomar un poco de masa y dejarla caer suavemente en la sartén, cuidando de no quemarse…

Cocinar dos o tres minutos y dar la vuelta

Retirar y escurrir el exceso de aceite y servir.

Es un plato muy rico y muy nutritivo, no puedo decir que es muy sano porque es frito, jajajaj, pero casi…


Croquetas de pollo asado. Esta receta es un ejemplo perfecto de receta de aprovechamiento. Comenzamos picando muy fino la carne de pollo asado que nos ha sobrado y reservamos. Después tenemos que hacer un sofrito con cebolla pero no la pondremos en la bechamel, jajajaja que lío.
En el aceite añadimos la mantequilla y la harina para que se cocine en condiciones.Añadimos las especias y vamos poniendo la leche sin parar de remover para que no queden grumos. Cuando esté en su punto le añadimos el pollo. Después hacemos bolas, empanamos y freímos.
Si te interesa la receta, puedes pinchar en el título para verla completa.
.
Imagen 5

Cuando pensamos en cocina de aprovechamiento siempre nos vienen a la mente las croquetas. Son un plato muy económico en el coste, pero requiere disponer de tiempo para elaborarlas. La realidad es que las croquetas que hacemos en casa no tienen nada que ver con las que compramos congeladas por mucho que nos diga su etiqueta que son caseras. Como nos gustan a todos, vale la pena hacer un pequeño esfuerzo y hacerlas en casa aprovechando el pollo asado que nos sobró el domingo. Se pueden hacer de jamón, queso, pollo, pescado, gambas, setas y todo aquello que nos podamos imaginar con una buena bechamel. Sea cual sea nuestra elección, el éxito está asegurado.

Estas croquetas que acabo de preparar están hechas con los trocitos de pollo asado (ver receta) que me van sobrando. Tengo una bolsa en el congelador donde guardo los trozos de carne de pollo ya limpios y los saco cuando quiero hacer croquetas. En el caso de querer hacerlas y no tener pollo asado, se pueden hacer pasando por la sartén unas pechugas de pollo aderezadas con un poco de sal y pimienta. Quedan también muy ricas


https://www.youtube.com/watch?v=Hen4fmZAY78



Ingredientes:

 

Para la masa

350 g de carne de pollo asado
175 g de harina de trigo
 1 litro de leche entera (admite 250 ml más)
1 cebolla grande
aceite de oliva (75 ml)
30 g de mantequilla
sal
pimienta
nuez moscada

Para el rebozado

huevos
pan rallado

Preparación:

 

Picar la carne de pollo ya cocinada en la picadora.
En una sartén sofreír la cebolla cortadita pequeña en el aceite de oliva. Cuando empieza a dorarse, colar el aceite y ponerlo en la cazuela donde haremos la bechamel. Esta cebolla la podemos guardar para añadir a un tomate frito casero. Añadir la mantequilla y la harina. Damos unas cuantas vueltas para tostar la harina y le añadimos la nuez moscada, la pimienta y la sal. Sin sacar del fuego, añadir la leche caliente, pero sin hervir, y remover enérgicamente con las varillas para que no se hagan grumos. Si se hicieran grumos, se pasa la batidora y quedará perfecta. Cuando la bechamel esté bien espesa, se aparta del fuego y se le añade el pollo picado. Si nos gusta la masa más blandita, se le puede añadir un poco más de leche a nuestro gusto. Se mezcla bien, probamos, rectificamos de sal y dejamos que se enfríe tapando con un papel film o una tapa para que no haga una capa seca.

Proceso para hacer la bechamel de las croquetas

Una vez fría la masa, con la ayuda de unas cucharillas de postre se toman trocitos de masa y se les da forma ovalada. Se pasa cada trocito de masa por el pan rallado, luego se pasa por el huevo batido y, para finalizar, por el pan rallado otra vez.

Cómo rebozar la masa de las croquetas

 Luego a las podemos freír en abundante aceite bien caliente en freidora o sartén. Las sacamos dejándolas sobre un papel de cocina absorbente y listas para servir. Hay que tener cuidado de freír pocas a la vez para no bajar la temperatura del aceite y que no se abran.





Con esta receta te sobrarán croquetas para poder congelar. Para ello, lo mejor es colocarlas en una bandeja con una hoja de papel film y meterlas en el congelador. Al cabo de unas horas podremos sacarlas y guardarlas en una bolsa separadas para usar las que necesitemos cada vez que vayamos a freírlas.



Comentarios