Cómo limpiar las arterias

Cómo limpiar las arterias

Continuamente estamos expuestos a anuncios publicitarios cuyo contenido nos habla de productos milagrosos que nos ayudarán a tener una salud de hierro y acabar con todas nuestras dolencias de una forma facilísima. Pero antes de correr al súper, es mejor disponer de más información sobre algunos temas.

 Hay factores de riesgo entre los que nos encontramos el padecer hipertensión arterial o diabetes, un colesterol en sangre elevado, el sobrepeso o la obesidad, una vida excesivamente sedentaria, una dieta con abusos en grasas saturadas, el consumo de tabaco o abuso de alcohol, el estrés del trabajo o antecedentes familiares.

 Poco a poco se va acumulando grasa, colesterol y otras sustancias dañinas en las paredes de nuestras arterias.

Es lo que se conoce como placas, que con el paso del tiempo consiguen obstruir las arterias, estrechándolas y haciéndolas más rígidas y generando así problemas graves en todo nuestro organismo porque impiden el paso del flujo normal de sangre. Entre otros síntomas nos podemos encontrar con dolor torácico o dificultad para respirar, con problemas intestinales, en los riñones, las piernas y el cerebro.

 Es fundamental seguir unos hábitos de vida saludables con una dieta rica en alimentos vegetales y frutas de temporada, sin comidas copiosas y practicando ejercicio de forma habitual, así mismo se evitarán los alimentos procesados y con excesos de grasas saturadas.

 Hay que recordar que la vitamina C cumple un papel importante en la salud de las arterias, mientras que la vitamina E ayuda a fortalecer las paredes de las arterias. La naturaleza nos ofrece una fruta con unos componentes especiales y grandes capacidades antioxidantes y anti- ateroscleróticas: La granada.

 La granada presenta unos niveles de azúcar adecuados y es rica en vitaminas A, B, C y E, además de presentar unos altos niveles de potasio. Con un vaso de esta fruta se obtiene el 100% de la dosis diaria de ácido fólico que necesitamos diariamente.

 La granada protege el óxido nítrico, reforzando la prevención de los problemas cardiovasculares ya que el óxido nítrico está ligado a la vasodilatación. Pero hay otros muchos alimentos que nos ayudarán como la zanahoria porque posee buenas propiedades para la circulación o el pescado, las almendras, las nueces, las avellanas o el aceite de oliva porque son ricos en grasas insaturadas puede ayudar a limpiar las arterias.

 El hígado de bacalao, los aceites de semillas de lino y los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir los niveles de colesterol y la presión arterial. Recuerda que el colesterol y los triglicéridos son los que ayudan a acumular placa en las arterias.

 Por lo que consumirlos sólo puede traer beneficios para la salud. Otros alimentos que ayudan a mantener las arterias sin obstrucciones son el ajo, las cerezas, las uvas, las fresas, la manzana, el té verde, el salmón o las espinacas.

 El ajo ayuda a bajar la presión arterial y el té verde protege a las arterias del daño provocado por el colesterol malo. El pomelo y las naranjas, la trucha y la avena son otros alimentos que te ayudarán.  Fuente

Comentarios