6 soluciones naturales para hinchazón de pies y tobillos

6 soluciones naturales para hinchazón de pies y tobillos

Muchos son los factores que pueden provocar la molesta hinchazón, y nada mejor que estos sencillos remedios para solucionarlo. Los pies son una parte de tu cuerpo que no debes descuidar. Consentirlos con cremas nutritivas , desodorantes adecuados y una pedicura bonita son algunas formas de tratarlos bien.

Otras muy importantes son cuidar el tipo de calzado que usas y lo que comes, además de darles el merecido descanso diario que necesitan. Una consecuencia muy común de no atender tus pies adecuadamente, es el edema o hinchazón de pies y tobillos.

En este tipo de inflamación lo que ocurre es que tu cuerpo experimenta dificultades para combatir la gravedad mientras mueve los fluidos por las piernas. Aunque en sí mismo un edema no tendría que doler , suele ser muy molesto. Varias pueden ser sus causas , incluida presión arterial alta durante el embarazo .

Es importante que acudas a tu doctor para que te examine bien, descarte causas serias y te enfoques en combatir la causa primaria. Independientemente de ello, existen tratamientos naturales que te pueden ser de gran ayuda para aliviar la hinchazón de pies, tobillos y piernas. A continuación te ofrecemos algunas de estas alternativas naturales. Remoja los pies .

 Mete tus pies y piernas en agua tibia hasta debajo la rodilla. Adiciona al agua aceites esenciales (pomelo, oliva) o sales de epsom. Mueve los pies y date masajes ascendentes, del pie hacia la rodilla. Pies arriba .

Como el problema es la gravedad, el hecho de elevar tus pies ayuda a aliviar parte del estrés que experimenta tu cuerpo para mover adecuadamente los fluidos a través de tus piernas.

Sube los pies algunos minutos a lo largo del día, elevarlos sólo un poco ya alivia el edema. Coloca libros o un taburete bajo tu escritorio, estando en casa coloca almohadas bajo tus piernas y apóyate en ellas el mayor tiempo posible. Extra magnesio .

 Un suplemento que específicamente contribuye a aliviar la hinchazón de pies y piernas es el magnesio. Consulta con tu doctor si estás embarazada por las dosis adecuadas. En general las dosis extras pueden ir entre 200-400 mg diarios. Mueve el cuerpo .

Para mejorar la circulación sanguínea, es importante mover el cuerpo. Adáptalo a tu estado de salud actual, asesórate con tu médico sobre el estilo o práctica ideal para ti. Ejercicios suaves, benéficos para la mayoría suelen ser: yoga, pilates o caminar a paso moderado 10-20 minutos unas 2-3 veces diarias.

Sumérgete en agua . Esto es ideal para ayudar a descansar el sistema circulatorio , a la vez que para estimular una mejor circulación, pues al estar dentro del agua se reduce el efecto de la gravedad.

Es importante destacar que no es necesario saber nadar para beneficiarse de esta solución natural. El sólo hecho de estar sumergida en agua (usando salvavidas o con la asistencia de otra persona) mientras mueves las piernas, alivia el edema.

Bebe abundante agua y evita la sal . Aumenta la cantidad de agua o líquidos que ingieres a diario, esto ayuda a diluir toxinas y cantidades nocivas de sal que contribuyen a inflamar el cuerpo. Disminuye tu consumo de sal diario o sustitúyela por sal baja en sodio .

 Bebe al menos 2 litros de agua diaria. Benefíciate al máximo bebiendo agua con productos naturales anti-inflamatorios (jugo de limón, pepino).    Fuente

Comentarios