Rosquillas de pueblo, receta casera

Rosquillas-de-pueblo-portada

Rosquillas de pueblo, historia:

Esta pasta típica en Aldeanueva de Ebro, (posiblemente en más sitios, yo la conozco de aquí) según mis noticias….. los abuelos de los abuelos ya las conocían…., así que si decimos que hace 250-300 años ya se hacía esta pasta, no estaremos muy equivocados. A mi me la ha facilitado “La Reme”, que a sus 80 años habrá hecho miles y miles de estas rosquillas, yo he dividido su receta en 4 partes porque ya salen muchas… pero si queréis podéis poneros morados ya que es muy fácil de hacer.

Aquí en Aldeanueva, se hacía cuando llegaban periodos de fiestas de varios días, la semana santa, las fiestas del pueblo…, para invitar a los vecinos en las comuniones…, en fín eventos que os darán cuenta que se utilizaba para celebrar, lo que en si mismo ya le infiere importancia.

Y si la hacéis en familia os resultará hasta divertido…. Disfrutad, al hacerla y al comerla.


Rosquillas de pueblo, ingredientes:
3 huevos frescos

250 cl de manteca de cerdo

125 gr. de azúcar

Azúcar para bañar las rosquillas

250 cl. de leche

3 gaseosas o 3 cucharadas de polvos de hornear o 3 sobres de levadura química en polvo

Harina la que admita, +- 1 kg.

.
Rosquillas de pueblo, preparación:
La preparación es muy sencilla, batimos los huevos, añadimos el azúcar, la leche y la manteca sin parar de batir, yo añado la manteca fundida en el microhondas después de dejarla enfriar un poco, finalmente añadimos harina y las gaseosas empezando a amasar hasta que ya no se nos pegue la masa en las manos.

En una sarten grande y honda añadís aceite abundante y lo ponéis a calentar a fuego medio-fuerte, tiene que freir rápido pero no quemar la pasta.

Por otro lado estiráis la masa y cortáis con un cortapastas, este debéis comprarlo si no lo tenéis porque es importante. Las podéis cortar del tamaño que mas os plazca y en la forma que mas rabia os dé, las freis y en un bol que tengáis al lado las bañáis en azúcar después de desgrasarlas un poco en una bandeja con papel.

Para guardarlas, sirve una canastilla de mimbre o bien un bol grande, guardadlas en el estómago, jejejej, y en un lugar fresco y seco.     Fuente

Comentarios