Niñas prepagos a merced de los narcos en Honduras

Apenas cumplieron 18 años, recién egresan del colegio y ya tienen hasta dos años de experiencia como trabajadoras sexuales.

ScreenShot059

Apenas cumplieron 18 años, recién egresan del colegio y ya tienen hasta dos años de experiencia como trabajadoras sexuales, ocupación que ejercen algunas a espaldas de su familia y otras con su consentimiento.

La razón por la que lo hacen es simple: dinero… y mucho. Una investigación de La prensa de Honduras revela los impresionantes montos que llegan a recibir las chicas en este negocio, cada vez más grande, rentable y organizado. El precio del tiempo de cada prepago es determinado por el proxeneta.

Él basa su criterio en la apariencia de la prepago, su experiencia sexual y hasta en sus atractivos extras, como el ser universitaria, bilingüe, modelo o tener cierta fama por haber participado en algún concurso de belleza. 

Lujos de placer


En promedio, una chica prepago cobra L3,000 (140 dólares) por una hora, casi L10,000 (475 dólares) por tres y más de L20,000 (950 dólares) por 12 horas.

Sin embargo, hay clientes que piden compañía por un día entero, servicio por el que deben pagarle más de L30,000 (1,430 dólares).

Las organizaciones de prepagos están tan desarrolladas que incluso algunas tienen en su sitio web tablas de precios que varían según la chica.

Las prepagos más bellas, solicitadas y experimentadas cobran más de L5,000 (240 dólares) por una hora de compañía y más de L54,000 (2,570 dólares) por un día.

Tales ganancias explican en gran parte porque según las cifras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) hay 200 mil nuevas adolescentes y jóvenes prepagos en Honduras.

Los clientes que piden una prepago por 24 horas, por lo general, son aquellos que además de las relaciones sexuales gustan también salir de paseo con una scort, como se llama a las chicas finas de compañía para hombres.

Por el alto monto a pagar, este es un servicio que solo se dan el lujo de solicitarlo empresarios, inversionistas extranjeros o personas ligadas al crimen organizado.

“Sexo perverso”. En el negocio de las prepagos hasta el más mínimo detalle es controlado, pues la prioridad es que se cumplan todas las expectativas del cliente, y claro, que este pague anticipadamente los servicios solicitados.

Desde la llamada en la que solicitan una chica dejan claro lo que quieren hacer con ella y muchas veces estas fantasías llegan a lo inimaginable, haciendo ver relatos como los del libro “50 sombras de Grey” como un inocente cuento de cuna.

Las tarifas de las prepagos


L5 MIL (240 dólares)
Por una hora cobra una chica prepago “golden”
L10 MIL (480 dólares)
Por 2 horas es el precio de una prepago clase oro
L20 MIL (950 dólares)
Por 4 horas cobra una chica prepago “golden”
L41 MIL (1,950 dólares)
Por 12 horas es el precio de de una prepago clase oro.
L58 MIL (2,760 dólares)
Por 24 horas cobra una chica prepago “golden”

Vulnerables


Los niños más propensos a caer en las redes de prepagos o el sexting son aquellos vulnerables debido a trastornos en su personalidad originados por vivir en hogares disfuncionales o desintegrados, explicó el sicólogo y sexólogo Manuel Orellana.

“Algunos padres no se enteran de lo que están haciendo sus hijos porque pasan demasiado lejos de ellos, ya sea por trabajo o descuido; pero otros sí lo saben y lo permiten para ganar dinero”.

El sexólogo dijo que las personas que contratan menores para tener relaciones con ellos son gente que sufrió en su niñez algún tipo de abuso.

“La fantasía principal que tienen estas personas es dominio. Quieren sentir que tienen completo control.

Quienes buscan menores son por lo general obsesivos e inseguros. No pueden afianzarse con otros adultos. Tienen trastornos de personalidad y su comportamiento se origina de abusos que recibió en su niñez y quiere replicarlo contra niños”, indicó.      fuente

ScreenShot058

Comentarios