Matar el gallo en la funda

   

A medida que pasan los días, es evidente que a Quirino, con una gorra que no deja ver su calva característica, le están halando los hilos. Se desprende no sólo de lo que dice, sino de los usos que hacen de sus palabras los colaterales de cierto litoral político. Ya colgaron una parodia orientada a multiplicar el alcance del ataque. En los procesos comunicativos los contenidos permiten desentrañar los significados, incluso los no manifiestos. Conocidos los emisores o los reproductores, resulta más fácil descubrir  a los auspiciadores. Es una escalada dirigida a matar el gallo en la funda. El plan tendría una dificultad si la guerra resulta prolongada...     Fuente

Comentarios