Alitas de pollo adobadas y al horno

alitas-de-pollo-adobadas-y-al-horno portada

Alitas de pollo adobadas y al horno
Atención…, nos preparamos para chuparnos los dedos repetidamente, por lo tanto vamos a lavarnos bien las manos y a disfrutarrrr, que no vea yo a nadie comiendo este plato con otra cosa que las manos jajajajaja. Vaya recetón que nos acerca hoy Rosa a la “Cocina familiar”, bueno fuera de bromas, ya sabes que puedes ver el trabajo de Rosa en su blog “Cocinera y madre” y en su página de facebook donde publica a diario.

Como siempre es un placer estar otra semana más con vosotros de la mano de Javier. Hoy os traigo una receta de alitas de pollo adobadas y al horno, de esas en las que uno se tiene que poner babero, mancharse y comer con las manos y después, como no, chuparse bien los dedos, je je …si, si es así, el resultado de estas alitas de pollo adobadas y al horno es increíble, son crujientes por fuera pero muy jugosas y sabrosas con una salsa, ummmm….!! Tenéis que hacerlas.

Son súper sencillas de elaborar y muy económicas además si os gusta el picante podéis añadirle un par de cayenas o incluso para los más atrevidos unas gotas de tabasco.

Solo tenéis que acompañarlas con un buen plato de patatas, o una rica sopa de primero para tener una comida perfecta.

.

Alitas de pollo adobadas y al horno, ingredientes para 4 personas:
1 kg de alitas de pollo (me parecen muy pocas jajajaja)

1 vaso de vino blanco

1 chorrito generoso de soja

1 cucharada sopera de miel

1/4 de vaso de aceite de oliva

Orégano

Cayena (opcional, si te gusta el picante)

Preparación para las alitas de pollo adobadas y al horno:
Empezamos por limpiar bien las alitas y despojarlas de los posibles restos de plumas que pudieran tener. También podéis separarlas en dos, yo prefiero dejarlas entera me parece que quedan más jugosas al perder menos jugos.

Una vez limpias las alitas vamos a dejarlas dentro del adobo o marinado, que es como se denominan también a este tipo de mezclas en las que se sumergen las carnes y pescados para que se aromaticen los alimentos o dependiendo del caso incluso para que se conserven, pero a lo que vamos…

Hacemos la marinada mezclando y con la ayuda de una varilla la miel, el vino blanco, la soja, el aceite y un poco de orégano. No le vamos a añadir sal ya que la soja ya le va aportar la sal necesaria para que nos queden en su punto.

Dejamos sumergidas las alitas en esta mezcla y marinada, lo ideal es que estén 4 o 5 horas para que las alitas se impregnen de la mezcla de sabores y la marinada se homogenice, pero si tenéis prisa no pasa nada, podéis meterlas en el horno sin esperar y tan bien estarán buenas, aunque no será exactamente lo mismo, la verdad.

Con el horno ya caliente, acordaros de encenderlo un rato antes de meter las alitas, a 180 º C., metemos las alitas con el mismo adobo en el que están durante 30 o 40 minutos hasta que estén bien doraditas, dándoles la vuelta a la mitad de cocción.

Sacamos de horno y servimos con un poco de la rica salsa resultante.

Seguro que a estas alturas ya estaréis babeando, solo el olor que desprenden es increíble.

Espero que disfrutéis de lo lindo como lo he hecho yo, con esta receta.   Fuente

alitas-de-pollo-adobadas-y-al-horno-paso-a-paso




Comentarios