Con las manos en la masa

El celular no tiene la culpa sino quien envía los mensajes


Esta es la primera carta que recibo en el 2015. Es de un chico que se puso a jugar con fuego y se le quemaron hasta los calzoncillos. Nada que el susodicho teniendo su novia con la que llevaba más de un año de relación estable y hasta de agradable convivencia, se puso a flirtear con otra chica y el Universo, si no la tecnología, le jugó una mala pasada. En un acto “difícil de explicar” los textos que enviaba a su “amiguita” los recibió su novia. Con las manos en la masa cogieron al hombre. Veamos.

“Amiga Cara, diosa de los campos de lavanda del Drôme provenzal, a ti acudo para que me ayudes a recuperar a Sally porque le jugué chueco y ahora no sé qué qué hacer. Antes de que concluyera el año envié unos textos a una amiga, pero era algo inofensivo, nada carnal. Pero al maldito celular no sé qué caramba le pasó que lo que le escribía a mi amiga lo recibía Sally. 

Te confieso que Sally ha sido lo mejor que me ha sucedido en la vida. En cuanto a la “amiga” no es nada. Uno conoce gente todos los días y debe ser por mi condición de hombre, ya sabes a veces no se puede controlar “the thing”, y entonces comete todas esas estupideces. 

Cuando Sally recibió los textos se enfureció   y me dijo que me había pasado de la raya. Para colmo  recibió unos mensajes anónimos diciéndole unas cuantas cosillas. La mujer encolerizada me dijo que eso era acoso cibernético y me pidió que recogiera mis cosas y me fuera de la casa. ¿Puedes creerlo? Agarré los cucos, los regalos que me hizo en Navidad y partí. Ni con un beso ni una flor. Al pelao, Cara. Me fui sin decir nada, sin defenderme, no tenía excusas. Ahora ando como alma en pena. Recibí  el año solo, explotando petardos como un demente y tirando lámparas chinas pidiendo que Sally regrese conmigo. A todo esto sin una gota de etílico en el cuerpo porque eso sí, nada de alcohol conmigo.

Han pasado siete días con sus noches y no sé nada de ella.  Me muero por llamarla pero no me atrevo. Sally es muy fuerte y  no estoy en el ánimo de que me llenen como longaniza. 

Cara, estoy desesperado, lo que sea hago para volver con ella. Con aprecio en este nuevo 2015, Guillermo”.

Apreciado Guillermo, antes que nada gracias por lo  de diosa de los campos de lavanda. Triste tu caso y mala manera de comenzar un nuevo año, porque no es lo mismo que estos líos de pareja ocurran en verano o en Acción de Gracias que a días de que termine el calendario. Lo que no se resuelve para el 31 de diciembre, sencillamente se borra. ¿Dejaste que recibiera el año nuevo sola? Lamento decirte que no tienes nada que buscar con Sally. A ti te tienen que haber volado como lámpara china.  

Si aún persiste el deseo de regresar con ella, lo primero que debes hacer es  controlar “the thing”, y pedir perdón porque tú no tienes forma de justificar el estar mandando mensajes y coqueteando con otra.   Yo que no sé mucho de tecnología, estoy clara que eso de que “falló la unidad” es puro cuento. El celular no tiene la culpa. El desliz es tuyo. El error lo cometiste tú cuando teniendo una relación buena y estable con alguien que te respeta y te admira te pones a mirar para el  lado y a coquetear. Ese es el problema con muchos hombres –y mujeres-, no aprecian a su pareja y no se dan cuenta del buen trato y del cariño que les tienen. Entonces, resbalan y “no pueden vivir sin él/ella”. 

Para echarte sal en la herida, ¿cómo permites que esa otra persona la acose y le envíe mensajes? El deber de una pareja es cuidar y no permitir que nada ni nadie le haga daño a la otra persona. Antes de salir corriendo como cobarde, debiste esperarla para al menos pedirle perdón. Ahora, ya es tarde apreciado Guillo. 

Sin dudas de que Sally es una gran mujer porque el Universo le regaló un comienzo de año limpio, sin rollos. Le abrió los ojos y la privó de alguien  que en lugar de apreciar y celebrar la bendición de contar con un ser humano como ella, dio por sentado la relación y se olvidó del respeto. Para concluir, cambia la escena y vívela tú. ¿Te hubiera gustado recibir los mensajes del “amigo”? Lo dudo.

Así que apreciado Guillermo, solo me queda decirte que aproveches que aun queda algo de la magia navideña. Intenta el regreso durante estos días. Hoy Día de Reyes apuesta a la bondad de Sally. Si no funciona aún quedan las octavitas y las fiestas de la San Sebastián. Cuida que no pase enero  en el intento pues estarás sin novia para San Valentín. Ciao… Keep calm y a reyar!     Fuente

Comentarios