Mató a su padre

La víctima falleció en una unidad de bus.

1417658792_041214notparricidio,photo01

Virgilio Mondragón García, de 57 años, murió a las 10:45 de la mañana del martes, horas después de que su hijo Freddy Javier Mondragón Mejía, de 36 años, un bebedor consuetudinario, le propinara dos heridas con un arma blanca en la parte izquierda del cráneo, en el costado izquierdo y golpes en el abdomen.

El capitán Santiago Toruño, jefe policial de Villanueva, en el departamento de Chinandega, informó que la mortal agresión ocurrió la noche del domingo.

Mondragón fue sepultado ayer. Según testigos, durante el pleito del domingo, Freddy Javier se hallaba en estado de ebriedad.

El golpe que le dio en el abdomen le provocó un edema en la vejiga (le bloqueó las vías urinarias).

El lunes, el anciano se trasladó a la ciudad de Chinandega para asistir al Hospital España, pero abandonó el centro asistencial la mañana del martes, supuestamente al esperar en vano que lo intervinieran quirúrgicamente, y se dirigió a la terminal de buses para regresar a su humilde vivienda en la comunidad Nueva Jerusalén, en la entrada al poblado de Villanueva.

Adolorido


Según algunos pasajeros, se le veía muy adolorido al abordar el autobús y pidió bajarse en la comarca El Marimbero para visitar a un familiar.

Minutos después de las 10:15 a.m., el lesionado se despidió porque no soportaba el dolor, tanto en el abdomen como en su cabeza, y decidió abordar un bus de la ruta Chinandega-Somotillo.

El ayudante del bus notó que el pasajero no se movía y dio aviso en la entrada del poblado de Villanueva, hasta donde arribaron la guardia operativa policial y el médico forense que determinó su muerte.

El autobús y parte de los pasajeros permanecieron dos horas en el lugar mientras avanzaban las pesquisas.

Se lamentan


Clementina Mondragón, hermana de la víctima, declaró que estaba sorprendida de este caso con su sobrino, el cual estremeció a los pobladores del norte del departamento de Chinandega.

Por su parte, Rosa Escalante, vecina del lugar considera que el Ministerio de Salud (Minsa) debe agilizar la asistencia en el centro de salud local, donde quizás hubiesen salvado la vida de Mondragón García.

El capitán Santiago Toruño confirmó que tras la agresión al padre de familia y el escándalo que provocaba Freddy Javier Mondragón Mejía, lo detuvieron la noche del domingo y la mañana del martes lo remitieron a la delegación policial chinandegana para que responda por el delito de parricidio.     Fuente

Comentarios