Un poblado de Cerro Largo se salvó de la muerte por apenas minutos

Cuando la leche que le habían ordeñado minutos antes iba a ser vendida, una vaca cayó muerta delante  de sus dueños. Horas después, lo mismo ocurrió con otra. Aún no se sabe quien las envenenó. 


La familia López-Rodríguez vive en Wenseslao Silveira, un poblado de Cerro Largo, a unos kilómetros de Fraile Muerto. 

Su principal sustento proviene de la venta de la leche a once familias que viven en el poblado y que los López-Rodríguez ordeñan a sus dos vacas diariamente. 

Esta mañana, todo parecía igual que cualquier otro día. Sin embargo, sin ninguna advertencia previa “una de las vacas cayó fulminada al suelo en momentos en que la mujer había terminado de sacarle la leche”, dijo Sonia Rodríguez, la esposa del dueño de los animales. 

La otra vaca murió horas después y afortunadamente los 15 litros de leche que ya estaban envasados en botellas para la distribución nunca llegaron a destino. 

“No sabemos quien fue, pero un veterinario que realizó varios análisis me dijo que fue un potente veneno que comieron lo que las mató, y por suerte no habíamos repartido aun la leche, sino ya estaba preso porque habríamos matado a más de 50 personas con esa leche envenenada”, sostuvo el dueño de las vacas Waldemar López López. 

La Policía de la Seccional 6° trabaja investigando el asunto.    fuente

Comentarios