Ir al contenido principal

La increíble historia del Ferrari que apareció enterrado en un jardín

En 1978 unos niños descubrieron en el terreno de su casa un Ferrari Dino que había sido robado nada más salir del concesionario

La increíble historia del Ferrari que apareció enterrado en un jardín

Durante su infancia, muchos niños han jugado a buscar tesoros escondidos en los jardines de sus casas para desesperación de sus progenitores, que veían cómo dejaban todo el terreno lleno de agujeros. Habitualmente, ese tipo de diversiones acaba sin ningún tipo de resultado positivo. Por eso, no es de extrañar el revuelo que se formó en la ciudad de Los Ángeles cuando, en 1978, los niños de la familia Underwood encontraron un Ferrari enterrado en su jardín.

Para conocer cómo un vehículo tan exclusivo había podido acabar enterrado en el jardín de una vivienda de una urbanización residencial tenemos que remontarnos a diciembre de 1974, cuando el fontanero Rosendo Cruz decide regalar a su esposa un Ferrari Dino 246 GT de color verde metalizado para celebrar su aniversario de boda.

Tal y como podemos leer en el blog «Autos clásicos e históricos», donde hemos encontrado los primeros datos de esta historia, la noche de su aniversario, el matrimonio Cruz decidió ir a cenar a uno de los restaurantes más populares de la época. Aparcaron su flamante Ferrari delante del local y, cuando finalizaron su romántica velada, descubrieron que había desaparecido.

El fontanero, denunció el robo inmediatamente. Aunque la policía investigó el caso, no obtuvieron ningún indicio que los acercara a los ladrones y, tras varios meses de investigaciones infructuosas, la compañía aseguradora no tuvo más remedio que reembolsarle los 22.500 dólares que costaba el vehículo.

El asunto se olvidó por completo hasta que cuatro años más tarde unos niños que jugaban en el jardín de la casa a la que se acababan de mudar descubrieron un plástico bajo el césped. Comenzaron a tirar de él y descubrieron que tapaba algo metálico y de color verde. Los propietarios de la vivienda alertaron a la policía, que terminó de sacar a la luz y Ferrari Dino. La matrícula y el número de bastidor demostraron que se trataba del que Rosendo Cruz había regalado a su esposa.

Este curioso suceso ocupó bastantes titulares en los periódicos de la época, ya que nadie entendía quién iba a robar un coche tan caro para enterrarlo en un jardín. Todo apuntaba a que se trataba de un trabajo por encargo. La posterior investigación demostró que la hipótesis era correcta.

Al parecer, Rosendo Cruz no atravesaba un buen momento económico cuando decidió regalar el Ferrari a su esposa. Temiendo que pudieran embargárselo por falta de pago, ordenó a un par de amigos que robaran el coche y lo tiraran al mar para poder recuperar el dinero. Sin embargo, sus secuaces decidieron cambiar el plan y lo enterraron en el terreno de los Underwood.

Tras salir a la superficie, el vehículo, que se encontraba en bastante mal estado, pasó a ser propiedad de la compañía aseguradora. Poco tiempo después fue comprado por un joven mecánico que lo restauró, devolviéndole el aspecto que tenía cuando salió de la fábrica. Desde entonces, este Ferrari Dino 246 GT es conocido como «Desenterrado» y, todavía hoy, vive su segunda vida por las carreteras de California.

Nota: Este artículo corresponde a una colaboración editorial diaria elaborada por equipo de Bitácoras, la red social para bloggers. Tiene por objeto poner en valor los temas más curiosos tratados por los bloggers españoles y dar visibilidad a estos desde otro contexto narrativo, reconociendo la autoría y procedencia de esos contenidos y contribuyendo a su promoción.   Fuente

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quiénes fueron "Los Palmeros"?. Una breve historia.

Hay combates desiguales en los que se puede perder la batalla, pero aún así, los perdedores resultan triunfantes, pues alcanzan la inmortalidad.

    Tal es el caso de cuatro activistas de los llamados Comandos de la Resistencia que el 12 de enero de 1972, portando algunos fusiles, resistieron por más de cinco horas un ejército de cerca de cinco mil efectivos de todos los cuerpos armados de la República Dominicana.


    En la acción que la historia dominicana registra con el nombre de Los Palmeros, dejaron de respirar, pero alcanzaron la inmortalidad, los jóvenes Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Ulises Cerón Polanco y Bienvenido Leal Prandy.


    Los cuatro casi imberbes adoptaron una actitud en contra del go-bierno presidido por el doctor Joaquín Balaguer, porque lo consi-deraron un continuador del sistema implantado por Estados Unidos de América para facilitar la explotación de las riquezas nacionales.

    Desde muy jóvenes abrazaron la lucha  política y en 1965 participa…

Lupa (Sexta entrega)

Camilo Antonio Rodríguez era el hermano mayor de Rosa, fue un niño que nació grande, demasiadas responsabilidades desde pequeño. Solo había que verlo para saber de su seriedad, era muy correcto y trabajador. Comenzó la niñez lustrando zapatos (limpiabotas), recogió cartones y botellas para venderlo.
Los vecinos decían que se iba a los extremos, recordaban aquel día que el chico encontró la cartera del Pastor evangélico “Don Chucho”. La cartera tenía dos mil pesos y el “tonto” como le llamaban fue y se la devolvió. Se reían recordando la recompensa que le había dado el pastor, veinte pesos.
El Papa de los Rodríguez le puso ese nombre por la admiración que sentía del comandante Camilo Cienfuegos, de la Revolución Cubana. Siempre andaba buscando las hazañas de este guerrillero y contándosela al chico,
Camilo desde su adolescencia se las había pasado perdidamente enamorado de la hija de la profe Chea, la profesora más popular de la escuela pública.No se atrevía a decirle nada porque no tení…

Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

Imaginemos por un momento que vamos en un autobús de camino al Cibao y de repente se deja escuchar el siguiente tema en la radio:
El Cola Blanca interpretado por El Ciego de Nagua. Enseguida sentimos que estamos entrando al corazón de la nuestra patria; a esa porción bendita de la isla en la cual vive gente buena y alegre,  en donde nació el inconfundible y contagioso Perico Ripiao.
El Perico Ripiao surgió en la zona del Cibao en el siglo XIX  y originalmente consistía en un conjunto conformado por tres o cuatro músicos, quienes tocaban el acordeón, la güira, la tambora y posteriormente la marimba. Hacia los inicios del siglo XX se le agregó el saxofón. IMG 3254 Grandes Representantes del Merengue Típico Dominicano Vol. I

En una reunión familiar en el patio o la enramada con techo de cana y piso de tierra nunca falta esta música sabrosa y autóctona. Existen en Dominicana otros géneros musicales como la Mangulina y el Carabiné. Sin embargo, a través de los años el Perico Ripiao o Mere…