¿Cuál es el acento más seductor de España?

La riqueza lingüística que posee nuestro país queda reflejada en la gran variedad de dialectos que alberga. ¿Tienes más o menos posibilidades de ligar en función de tu voz?

¿Cuál es el acento más seductor de España?

Voz grave tirando a ronca, acento fuerte combinado con un deje a medio camino entre el interés y el pasotismo, y un punto de chulería sin caer en la insolencia. Si al hablar tus cuerdas vocales coinciden con esta serie de factores, tendrán mucho terreno ganado en el campo de la seducción. A pesar de que los caminos del amor son complejos cuando de esbozar un modelo se trata, existen una serie de puntos que ponen de manifiesto un mayor o menor interés por atraer las miradas y el interés.

Según un estudio realizado por el portal Gleeden.com, sobre una muestra de 1.037 mujeres, los madrileños poseen el acento más seductor de España. Salvando la generalización inevitable de este tipo de sondeos, la combinación de carácter y personalidad puestos de manifiesto a la hora de ejecutar el habla, coloca a los naturales de la capital en el primer escalafón de esta peculiar clasificación. Como anécdota, sorprende la fuerte negación de su acento que tienen gran parte de los aludidos.

En segundo lugar se coloca el dialecto canario, a caballo entre el tono caribeño y el español. La dulzura que desprende, unido al grado exótico que perfuma casi cualquier conversación, sitúan a los isleños en una posición franca en el ámbito del cortejo. Cerca de dos millones de hablantes emplean esta variedad del español que encuentra fuertes vínculos con el argot que se utiliza en Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Venezuela, Colombia y Panamá.

Por último, cierra el podio el siempre agradable acento gallego. A diferencia del madrileño, más tosco y duro, o del canario, más embaucador, la lengua de esta región se caracteriza por la calidez y franqueza que ofrecen sus habitantes. Su tono suave ofrece la confianza necesaria para salir con buen pie de este tipo de situaciones, mientras que su patente musicalidad refuerza la convicción de que te están tratando como si estuvieras en tu propia casa.

Más allá de estas tres variedades, el estudio no ofrece resultados de acentos tan característicos como el andaluz, el aragonés, el asturiano o el catalán. Cada uno con sus virtudes y sus defectos, sus semejanzas y sus diferencias, sus particularidades y sus reminiscencias, conforman un escenario lleno de posibilidades que no hacen sino reafirmar la idea del importante y cada vez más creciente valor que representa el idioma español en todo el mundo. ¿Y tú, que acento prefieres?   Fuente

Comentarios