Sus ocho mujeres y 14 hijos permitieron que el narco “Marquitos” fuera capturado



Brasilia.-Las pistas de ocho mujeres con las que el presunto narcotraficante colombiano Marcos Figueroa tendría 14 hijos llevaron a las policías de Brasil y Colombia a su captura, según informaron hoy fuentes policiales brasileñas.

Marcos de Jesús Figueroa, conocido como “Marquitos” por su baja estatura e investigado en su país por un centenar de homicidios, fue detenido este miércoles en la ciudad brasileña de Boa Vista, capital del estado amazónico de Roraima, fronterizo con Venezuela.

La Policía Federal brasileña, que contó con la colaboración de la Policía Nacional de Colombia para su captura, informó hoy de que su paradero fue descubierto gracias a escuchas telefónicas hechas a ocho mujeres que viven en la frontera entre Colombia y Venezuela y con las que Figueroa tendría un total de catorce hijos.

Mediante esas llamadas interceptadas, las autoridades llegaron hasta su escondite, en una ostentosa residencia de Boa Vista, donde vivía desde hace tres meses y fue capturado junto con su sobrino Milton Figueroa y otros dos familiares, informó la Policía Federal.   En la residencia también fueron incautados tres vehículos de alta gama y documentos que, según las autoridades, ayudarán a la justicia colombiana en la investigación de los delitos que se le imputan.

La banda dirigida por Figueroa operaba en los departamentos de La Guajira y César, en el norte del país y fronterizos con Venezuela.   Según las autoridades colombianas, Figueroa está vinculado con las muertes de los esposos Henry Ustariz Guerra (2008) y Yandra Brito, exalcaldesa de Barrancas (La Guajira), ocurrido en 2012, año en que también fue asesinado el exdiputado Efraín Ovalle Oñate.

El director de Combate al Crimen Organizado de la Policía Federal brasileña, Oslain Campos, explicó hoy en una rueda de prensa que las autoridades colombianas informaron sobre su presencia en Boa Vista en agosto pasado, con lo cual comenzó la operación conjunta que llevó a su captura.

“Una vez confirmado que estaba en territorio brasileño, se pidió al Tribunal Supremo (de Brasil) que expidiera la debida orden de captura con fines de extradición”, indicó el jefe policial.

Según Campos, existen sospechas de que la banda de Figueroa tenía vínculos con algunos sectores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de la violenta banda de narcotráfico mexicana conocida como Los Zetas.

Campos añadió que Figueroa fue trasladado hoy desde Boa Vista hasta la ciudad de Sao Paulo, donde permanecerá en dependencias de la Policía Federal hasta que sea extraditado a Colombia, lo que deberá ocurrir en los próximos días.

En Brasil han sido capturados en los últimos años otros capos colombianos de la droga, como Juan Carlos Ramírez Abadía “Chupeta”, que fue extraditado a Estados Unidos en 2008, y Jhon Manco Torres “El Indio”, entre otros.     Fuente

Comentarios