sábado, 11 de octubre de 2014

A la cárcel exsargento acusado de matar a su esposa

Hija de la pareja no logra comprender el crimen, mientras familiares de ambos se abrazan y apoyan en medio del sufrimiento


El expolicía Jesús M. Rivera Cruz fue acusado esta tarde por el asesinato de su esposa María de Lourdes Báez Claudio.

La jueza Karen Pagán encontró causa para el arresto de Rivera Cruz y le señaló una fianza global de $300,000.

Rivera Cruz sería ingresado en el Complejo Correccional de Bayamón tras al no prestar la fianza, informó la Policía.

Cabizbajo y tapándose del sol, el exsargento Jesús M. Rivera Cruz se despidió de su familia en el Tribunal de Caguas antes de ser transportado al centro de detención en el Complejo Correccional de Bayamón.

“Yo quiero que sepan que mi papá quería a mi mamá. Él tenía condiciones médicas y él era un buen padre y un buen esposo. Yo no sé qué pasó. Él no es una mala persona”, aseguró hoy, miércoles, Keyshla Rivera Báez, al salir de la Comandancia de Caguas.

La mujer, quien es doctora generalista, habló así al ser abordada por periodistas que preguntaron sobre el altercado que culminó con la muerte a puñaladas de su madre y con el arresto su padre.


Consternados familiares por asesinato de mujer en Caguas


Rivera Báez aseguró que el asesinato, ocurrido ayer en la en la urbanización Villa Borinquen, en Caguas, era un pleno contraste de lo que ha sido su vida, la de su familia y de los valores que sus padres le inculcaron. Y es que lo ocurrido levantaba interrogantes que desafiaban la lógica y la comprensión de allegados a la víctima y al victimario.

El asesinato, acaecido frente a vecinos de la comunidad, en medio de gritos y lágrimas, devastó a familias unidas por dos matrimonios que dieron fruto a cuatro hermanos.

Rivera Cruz asesinó a Báez Claudio, de 50 años, infligiéndole unas 29 puñaladas con un cuchillo de cocina.

Según se desprende de testimonios de vecinos y de la investigación realizada por las autoridades, la pareja llevaba unas horas discutiendo antes de que Rivera Cruz cometiera la agresión letal.

Un vecino alertó a las autoridades a través de la línea de emergencias 9-1-1 y el primer oficial en llegar a la escena fue el teniente Pedro Flores, de la Policía Municipal de Caguas

El teniente desenfundó su arma de reglamento y le ordenó al sujeto que arrojara su arma luego de observar a la mujer que yacía en la vía pública, indicó el capitán Gerardo Oliver Franco, jefe del Cuerpo de Investigaciones Criminales en Caguas.

El hombre, un exsargento de la Policía, quien se retiró en el 2002 por un aparente condición de nervios, sacó el cuchillo del bolsillo de un pantalón corto de hacer ejercicios y finalmente obedeció las instrucciones de teniente Flores, cuando éste continuó dándole el alto con más insistencia, según explicó Oliver Franco.

“Él (agresor) la persigue desde su residencia y llegan tres casas más abajo. Los vecinos trataron de intervenir para que él no continuara y (acto seguido) se retira a su residencia”, sostuvo el capitán, al asegurar que el ex sargento se sentó sobre un murito, luego de arrojar el cuchillo al suelo. 

“El arrestado preguntó ‘¿Cuál es el show?’”, añadió Oliver Franco al resumir cómo Rivera Cruz finalmente fue puesto bajo arresto con apoyo de una unidad motorizada en Caguas.

Ayer tarde, poco después de confirmarse la muerte de Báez Claudio, trascendió que la víctima, una enfermera retirada, y el hombre descrito como su agresor, un exsargento de la Policía, protagonizaron otro incidente de violencia doméstica en octubre del año pasado, pero el caso no se ventiló más allá de una vista preliminar, luego que la perjudicada retiró los cargos, según informó la Policía.

A pesar del dantesco asesinato, temprano el miércoles las familias afectadas por los hechos mostraban su solidaridad mientras visitaron la Comandancia de Caguas y, posteriormente, el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) para la identificación del cadáver de Báez Claudio.

María Rivera, hermana del detenido y esposa de un hermano de la víctima, acompañó a la doctora Rivera Báez por un pasillo de la Comandancia de Caguas mientras lloraba desconsolada.

Al igual que Rivera Báez, la madre de la víctima defendió la unión de las familias. Muchos de los familiares son policías o profesionales, comentó. Además, trascendió que la pareja que integraron Báez Claudio y Rivera Cruz tiene otro hijo que estudia medicina en República Dominicana. 

“Fueron 33 años (de relación) y yo crié a todos ellos. Eran dos hijos y conmigo. Él (Rivera Cruz) siempre fue una buena persona”, indicó Gladys Claudio García, madre de la víctima.

Esta tarde se espera que la Fiscalía de Caguas someta cargos contra el exsargento Rivera Cruz por los delitos de asesinato en primer grado y violaciones a la Ley de Armas.      Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario