Masa para pizza


Para preparar una buena pizza, una de las cosas más importantes es sin duda, la masa. Si quieres hacer una excelente pizza, te mostraremos como hacerla.



Ingredientes

5oo g de harina de fuerza (harina que se usa en la elaboración de pan)
320 g de agua a temperatura ambiente
7 g de levadura seca
1 cucharada de miel (potencia el sabor y la fuerza de la levadura)
1 cucharada de aceite de oliva
8 g de sal fina

Preparación

Se incorporan dentro de un recipiente la harina la levadura la miel y el agua. Cuidado, la sal no se incorpora aun para que no contra reste el efecto de la levadura.

Se mezclan los ingredientes hasta que el agua este incorporada a la harina. Se vierte la mezcla sobre una superficie limpia y se empieza a trabajar la masa. Se debe intentar plegar la masa sobre sí misma en repetidos movimientos.

Este ejercicio se realiza durante unos 10 minutos, tiempo durante el cual se desarrolla la elasticidad de la masa (red de gluten). Sabrán que la masa esta lista cuando noten que ya no está pegajosa, y además se ve una masa homogénea. La sal se incorpora a los cinco minutos o cuando la masa ya está tomando una forma más homogénea

Reservamos la masa en un recipiente , al que frotamos algo de aceite de oliva para que no se pegue la masa, y de seguido lo colocamos en un lugar cálido de la cocina. ( la temperatura perfecta de fermento es de 26 grados ). Lo dejamos descansar una hora o hasta que la masa doble de tamaño.

Al cabo de ese tiempo, se va aplastando la masa con el puño. Esta acción es para redistribuir los sacos de gas que se forman. Finalizado esta operación se pliega una primera mitad sobre otra , y se repite con la otra mitad. Nuevamente se deja descansar la masa hasta que doble de tamaño.

Esta masa da para 4 pizzas de 30 cm.

Se debe extender la masa estirándola con mucha delicadez hasta tener una superficie de unos 30 cm de diámetro. No es recomendable usar el rodillo porque Soba la masa y la deja muy lisa: Se puede lograr esto tomando la masa por la periferia y dejando que su peso la estire, o tomándola con los puños y estirándola muy poco a poco.

Una vez lista se coloca en el recipiente donde va a ser horneado y se deja reposar unos 10 minutos adicionales. En general cada vez que trabajen con una masa a base de harina es necesario dejar reposar la masa al menos 10 minutos cada vez que la manipulen. Terminado este tiempo se agrega la salsa y el queso.     Fuente

Comentarios