Los riesgos del embarazo en las mujeres mayores de 40 años

A esta edad hay grandes riesgos de sufir aborto espontáneo por causas genéticas u hormonales


Desde el punto de vista obstétrico, las mujeres embarazadas con más de 35 años de edad se califican como “añosas” y esta condición las convierte en pacientes de “alto riesgo”.

El doctor Miguel Montalvo, gineco-obstetra de la Clínica Integral de la Mujer del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), trata el tema que en la actualidad, tiene gran relevancia debido a que las mujeres están insertas en el mundo laboral y académico y soslayan con más frecuencia la maternidad en sus vidas.

La edad ideal

La edad ideal para la reproducción femenina es la comprendida entre los 20 y 35 años, debido a que durante esa etapa la mujer adquiere su total madurez, tanto física como psíquica, lo que le permite encarar el embarazo en buen estado de salud, además de asumir la maternidad con plena conciencia de lo que significa el rol de madre.

A partir de los 40 años el embarazo no es una buena recomendación. Esto no significa que una mujer no pueda tener hijos sanos a esta edad, sin embargo, las estadísticas demuestran que las complicaciones y los riesgos de anomalías, tanto maternas como fetales, son muy elevadas, en comparación con mujeres más jóvenes.

Las complicaciones


Entre las complicaciones más comunes asociadas con la edad materna se encuentran, entre otras:

• La infertilidad: se ha comprobado, que las mujeres de 40 años o más sólo tienen 25 por ciento de posibilidad de embarazarse de forma natural, debido a que sus ovarios no poseen suficientes folículos capaces de llegar a madurar para convertirse en óvulos y los pocos óvulos que producen son de mala calidad, por lo que, aunque ovulen, la fecundación se dificulta.

• Malformaciones genéticas: la mala calidad de los óvulos puede dar lugar a defectos genéticos embrionarios, siendo el más común la trisomía del cromosoma 21, causante del síndrome de Down, el cual a los 40 años puede afectar entre el 1 y el 2 por ciento de los embarazos.

Aborto: a esta edad existe mayor riesgo de sufrir aborto espontáneo, generalmente por causas genéticas u hormonales, ya que, además de óvulos de mala calidad los ovarios no producen la cantidad de estrógeno y progesterona necesarios para el desarrollo adecuado del embarazo, por lo que el riesgo de abortar es de aproximadamente 35 por ciento.

• Mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional y/o mellitus.
• Mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial y/o preeclampsia.
• Mayor probabilidad de que se produzca una placenta previa.
• Mayor probabilidad de parto prematuro.
• Mayor probabilidad de que nazcan los niños con bajo peso.
• Incremento considerable de los índices de nacimiento por cesárea, hasta un 47 por ciento.   Fuente

Comentarios