miércoles, 20 de agosto de 2014

Yihadistas difunden vídeo que muestra la decapitación de un periodista

Agencias estadounidenses intentan determinar si las imágenes son auténticas


Washington - Un vídeo difundido hoy por extremistas del grupo Estado Islámico presuntamente muestra la decapitación del periodista estadounidense James Foley como represalia por los ataques aéreos estadounidenses en Irak.

La Casa Blanca, su familia y su empleador dijeron que no podían determinar la autenticidad del vídeo e intentaban confirmar si había sido asesinado.

Foley, un periodista independiente de 40 años de edad que vivía en Rochester, Nueva Hampshire, desapareció en el norte de Siria hace casi dos años mientras realizaba un trabajo para la agencia noticiosa France-Press y GlobalPost, compañía de medios de comunicación ubicada en Boston. El automóvil en que viajaba fue detenido por cuatro extremistas en una zona en disputa que tanto los rebeldes suníes como las fuerzas gubernamentales intentaban controlar. Desde entonces no se tenían noticias suyas.

Caitlin Hayden, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, indicó que el gobierno ha visto el vídeo y que la comunidad de inteligencia trabaja lo más rápido posible para determinar si es auténtico o no.

"Si es genuino, estamos consternados por el asesinato brutal de un periodista estadounidense inocente y expresamos nuestras más profundas condolencias a sus familiares y amigos", afirmó Hayden en un comunicado.

Cuando un reportero de The Associated Press se le acercó en su casa, la madre de Foley, Diane Foley, tenía los ojos enrojecidos y fue afable esta tarde, pero dijo que la familia no haría una declaración por el momento. Varias horas después un sacerdote llegó a la vivienda.

Philip Balboni, director y cofundador de GlobalPost, dijo que se había informado a la compañía que el FBI se encuentra en proceso de evaluar el vídeo para determinar su autenticidad.

"Pedimos sus oraciones por Jim y su familia", afirmó.

Varios altos funcionarios estadounidenses al tanto de la situación dijeron que el Estado Islámico amenazó recientemente con matar a Foley para vengar los ataques aéreos efectuados las últimas dos semanas contra extremistas que avanzaban sobre la montaña Sinjar, la presa Mosul y la capital curda de Irbil.

Ambas áreas se encuentran en el norte de Irak, que se ha convertido en un frente crucial para el Estado Islámico, ya que sus combatientes entran y salen de Siria por ahí.

Los funcionarios hablaron a condición de guardar el anonimato porque carecen de autorización para dar su nombre al declarar sobre la situación de los rehenes.

Desde el 8 de agosto, las Fuerzas Armadas estadounidenses han atacado más de 70 blancos del Estado Islámico, incluidos retenes, vehículos y alijos de armas. Se desconoce cuántos extremistas han perdido la vida en dichos bombardeos, pero es probable que algunos.

En el vídeo, difundido hoy a través de los foros yihadistas, Foley se despide de su familia y acusa al Gobierno de Estados Unidos de ser el culpable de su ejecución por su reciente intervención en Irak, antes de ser degollado ante la cámara por un encapuchado que habla en inglés.

La grabación comienza con el discurso del presidente estadounidense, Barack Obama, del pasado 7 de agosto en el que anunció el comienzo de los bombardeos sobre el Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, para frenar su avance hacia el Kurdistán y permitir la asistencia humanitaria a miles de desplazados.

Posteriormente, aparece Foley pidiendo a su familia y amigos que se levanten contra las autoridades estadounidenses, de quienes dice que pusieron "el último clavo en su ataúd" por los bombardeos en Irak.

El vídeo termina con el encapuchado amenazando de muerte a otro periodista estadounidense secuestrado, Steven Joel Sotloff, cuya vida "depende de la próxima decisión de Obama".     Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario