jueves, 28 de agosto de 2014

¿Qué significa vivir en un barrio de Santo Domingo?

SOCIALMENTE LOS BARRIOS SON CONSIDERADOS AMBIENTES DE DESORDEN, INSEGURIDAD Y CARENCIA DE SERVICIOS COMO SON EL AGUA Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA


Los anuncios en la televisión, la radio y los periódicos muestran un mundo que parece igual para todos. “¿Quiere una pizza?, llame al…” Y usted, con el dinero en el bolsillo, piensa que bastará marcar esos dígitos y tendrá en sus manos la pizza caliente. Lo mismo pasa con los taxis y las compañías que prometen llevarte a la puerta de tu casa.  La sorpresa para algunos es que no basta tener el dinero para pagarlos, sino que acceder a estos “lujos” depende de dónde vives.

Karina Rojas reside en un barrio de clase media baja del Distrito Nacional, al igual que muchos dominicanos en todo el país, convive en un conglomerado donde hay gente que trabaja y gente que no hace nada, en un ambiente donde se pueden presentar enfrentamientos y situaciones de violencia.

Pero, independientemente de las diferencias que se pueden dar, por vivir en sector de ingresos medio bajo y bajos, se entiende que una persona no puede ser denigrada, ni privada de un servicio, porque el  lugar donde vive no la define.  

Al menos así lo considera Karina, quien veía  como algo común pedir servicios a domicilio a una pizzería, farmacias o tomar taxis para salir a distintas actividades, hasta que tuvo dos incidentes muy peculiares “por vivir en un barrio”. 

Una noche la joven pidió un servicio de pizza, el cual llegó unos 20 minutos retrasado y con el “delivery” de mal humor porque “esa pizzería no va a barrios”. 

La muchacha  se sorprendió ante la actitud del señor porque siempre había pedido pizza a su casa, y a la vez se sintió ofendida por la forma en la que el repartidor se refirió al barrio, ya que imaginó que un distribuidor de pizza también debe vivir en uno. 

El otro incidente lo sufrió una noche que fue al teatro, era casi medianoche y la joven decidió tomar un taxi. Cuando le dio la dirección de la casa al taxista, este bajó los cristales, hasta ese momento llevaba puesto el aire acondicionado,  y al llegar a la avenida más cercana a la vivienda de Rojas le dijo: “yo no ando en mi carro por barrios, porque no lo pudo maltratar”. 

¿Por qué un taxista y un repartidor de pizza, quienes quizá no pertenecen a una clase social acomodada de la sociedad, denigran a quien vive en barrio? Para el sociólogo José Guerrero, estas situaciones se dan porque son personas que viven en un barrio peligroso y simplemente se cuidan para no encontrarse con un lugar similar al que habitan. 

En otros casos, señala, hay gente que reniega los lugares de donde son porque no quieren que los asocien a esos espacios, que muchas veces son marginados y denigrados. 

“Quien no quiere se le asocie a un barrio no lo menciona, tiene prejuicios y dice que en los barrios se vive en un ambiente de corrupción”, señala el sociólogo.

Los rostros de un barrio


Socialmente los barrios son considerados ambientes de desorden, de inseguridad y carencia de servicios como son el agua y la energía eléctrica.

En medio de estas situaciones se presentan tensiones sociales porque en estos lugares albergan personas que estudian, que se preparan, pero no tienen oportunidades de trabajo que les facilite progresar y aumentar su calidad de vida, como es el caso de Karina Rojas y muchos dominicanos.

“En los barrios se ve una dualidad, porque hay mucha gente que progresa y no los abandona para no romper lazos de amistad ni distanciarse de familiares. Pero también hay gente que quiere ascender de estatus, niega el barrio, los orígenes y se marchan a otro lugar porque necesitan crear un nuevo espacio”, indica Guerrero.

No obstante, la decisión de no brindar un servicio en sectores de menos ingresos puede ser también una política de empresa que, sin embargo, no aclaran este detalle cuando colocan sus anuncios, porque para la imagen de la marca resultaría poco favorecedor colocar una advertencia que diga “este servicio no se ofrece en los barrios”.    Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario