Madre de alquiler perdona pareja australiana que abandonó bebé

Los australianos rechazaron su hijo gemelo que tiene síndrome de Down


SRI RACHA, Tailandia (AP) — Una madre de alquiler tailandesa dijo el domingo que no está furiosa con los padres biológicos australianos que le dejaron a un bebé con Síndrome de Down y expresó confianza en que cuiden a la hermana gemela del niño, a la que sí se llevó la pareja.

Pattaramon Chanbua, de 21 años, había dejado su empleo de vendedora en la localidad costera de Sri Racha, en Tailandia, para tener un bebé de la pareja; el niño, llamado Gammy, tiene siete meses y sufre un problema cardiaco congénito.

El niño, de cabello rubio y ojos café, recibe atención en un hospital porque tiene una infección en los pulmones.

Pattaramon dijo que conoció a la pareja australiana cuando nacieron los bebés y sólo sabe que vivían en el estado de Australia Occidental.

"Nunca he sentido odio contra ellos. Estoy siempre dispuesta a perdonarlos", declaró Pattaramon a The Associated Press. "Quiero saber que ellos aman a la niña tanto como mi familia ama a Gammy. Quiero que la cuiden bien", agregó.

Había la promesa de que Pattaramon recibiría 300,000 bahts (9,300 dólares) de una agencia de madres sustitutas en Bangkok, capital de Tailandia, para que tuviera al bebé de la pareja. Sin embargo, no le pagaron completo desde que nacieron los niños en diciembre pasado.

Pattaramon dijo que la agencia conoció de la enfermedad de Gammy cuatro o cinco meses después que ella quedó embarazada pero no le dijeron nada. No fue hasta el séptimo mes de gestación que los médicos y la agencia le dijeron que uno de los bebés mellizos tenía Síndrome de Down y le propusieron que abortara sólo a ese bebé.

Pattaramon dijo que rechazó con firmeza la idea porque considera pecado el aborto.

El caso de Pattaramon pone de relieve el aumento del problema de las madres sustitutas en Tailandia, donde lagunas jurídicas permiten esta práctica.

Las autoridades tailandesas dijeron la semana pasada que hay 50 bebés de parejas israelíes nacidos de madres sustitutas en el país a los que no pudieron llevarse por problemas de nacionalidad.

"Las autoridades tailandesas impulsan una ley que prohíbe a las madres sustitutas tener hijos que no sean de familiares, pero por ahora no existe sanción", dijo Pavena Ongsakul, ex ministra de Desarrollo Social y Seguridad Humana de Tailandia y defensora de los derechos de las mujeres y niños.    Fuente

Comentarios