sábado, 30 de agosto de 2014

AUTOEXAMEN DE SENO

Es una palpación detallada de los senos de la mujer para detectar si tiene alguna anormalidad o alteración en esta parte de su cuerpo.
Debe ser realizado una vez al mes, cinco a siete días después de la menstruación, cuando la tensión del seno es menor. Es muy importante que este autoexamen haga parte de la rutina mensual de cada mujer para prevenir o detectar a tiempo el cáncer de seno.

Aprende a realizarte correctamente el autoexamen de seno

 
1Paso 1:

Colóquese frente a un espejo, observe y revise ambos senos en busca de hoyuelos, desviaciones del pezón o descamación de la piel, especialmente en la areola.





2
Paso 2:

Mirando fijamente el espejo, coloque las manos detrás de la cabeza y manteniéndola fija, presione los codos hacia adelante, observando si hay hundimientos en la piel, el pezón o abultamientos.





3Paso 3:

Con el mismo fin, coloque las manos sobre las caderas y haga presión firmemente hacia abajo, inclinándose levemente hacia el espejo impulsando los codos y los hombros hacia adelante.






Paso 4:

4Levante el brazo izquierdo por detrás de la cabeza con el codo en alto y con la mano derecha examine su mama izquierda.

Inspeccione de manera cuidadosa deslizando en forma circular los tres dedos intermedios de la mano alrededor del seno, comenzando en la periferia de la parte superior izquierda hasta llegar al pezón. Ponga especial cuidado en el área de la mama que se encuentra entre el pezón y la axila. Realice el mismo procedimiento en el seno derecho, ahora examinándose con la mano izquierda. Este paso puede realizarse acostada, ya que el tejido se extiende y facilita la palpación o en la ducha porque los dedos con el jabón se resbalan más fácilmente.

5
Paso 5:

Es importante que la mujer esté atenta a sus senos y si observa un signo de alarma como secreción espontánea amarillenta o sanguinolenta, no inducida; acuda de inmediato al especialista.






Paso 6:

6Los médicos recomiendan, además, realizar el paso número 4 acostada boca arriba con una almohada o toalla doblada debajo del hombro. Levante el brazo y colóquelo sobre la cabeza. Esta posición distribuye el tejido mamario uniformemente sobre la región central y permite entrever mejor las lesiones tumorales pequeñas. Con la mano derecha palpa el seno izquierdo. Como se indicó en el paso 4, lo mismo con el seno derecho.

Por último, no olvides visitar al especialista por lo menos una vez al año, así te será más fácil prevenir o detectar a tiempo la enfermedad. Recuerda que, el cáncer cuando es diagnosticado y tratado a tiempo se puede curar.  Fuente



No hay comentarios:

Publicar un comentario