Vídeo: El detenido por la agresión racista a un asiático en el Metro de Barcelona es menor de edad

Detenido el joven que agredió brutalmente a otro de origen oriental en un vagón de la Línea 1 del Metro de Barcelona


Los Mossos d'Esquadra también han imputado a otros dos jóvenes, uno de ellos menor, como coautores de los hechos

El joven que agredió brutalmente a otro joven de origen oriental en un vagón de la Línea 1 del Metro de Barcelona el pasado sábado y que ha sido detenido por delitos de agresión y de trato discriminatorio y de odio es menor de edad. La policía catalana lo identificó ayer, 24 horas después del incidente, gracias, en parte, al vídeo que uno de los compañeros del agresor grabó de la agresión y posteriormente colgó en Internet, pese a que en las imágenes el rostro del agresor fue pixelado. Además, los Mossos han imputado policialmente a otros dos jóvenes, uno de ellos también menor de edad, por haber participado en los hechos.

Fuentes de la policía autonómica catalana no han querido dar más detalles sobre el caso, ni confirmar si se trata de un joven de origen ruso cuyo rostro fue difundido ayer por la red por colectivos antiracistas, alegando que se trata de un menor de edad y que está a disposición de la Fiscalía de Menores. Tampoco han dado detalles de los otros dos imputados.

Antes de que la víctima, un joven de Mongolia de 25 años, denunciase los hechos ayer por la tarde, la denuncia masiva de los hechos a través de las redes y el vídeo que un compinche del agresor subió a la red ya había acelerado la investigación, llegando a publicarse incluso la identidad y el domicilio del presunto agresor.

La comisaría de información de los Mossos d'Esquadra, encargada de vigilar los movimientos de los grupos radicales violentos, se ha hecho cargo de la investigación.

En la grabación, de menos de un minuto de duración, se puede ver a un joven con la cara pixelada, intimidando a otro viajero de rasgos orientales y le propina una serie de puñetazos. Las imágenes revolucionaron ayer las redes sociales e incluso el presunto autor de la grabación, el mismo que colgó el vídeo en Youtube y posterior lo borró, tuiteó desde la cuenta @Payo_Cura lo siguiente: «El del vídeo no soy yo, yo soy el que graba, el es un camarada ruso. El chino nos estaba insultando y el ruso le hizo callar». Las redes sociales ya identificaron ayer al presunto autor como un miembro del proyecto «Pillla pilla», que acosó a homosexuales.

Por su parte, el líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha reclamado al Ayuntamiento y a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) que se personen como acusación particular contra el chico que ha agredido a otro en el Metro.

En un comunicado, Fernández ha considerado necesario que «ante hechos de violencia no haya impunidad por parte de los agresores», y ha añadido que espera que la investigación se resuelva con celeridad.

El PSC, por otra parte, ha reclamado que se penalice la agresión racista, mientras que el Ayuntamiento ha expresado su «máxima condena y rechazo»a este tipo de comportamiento, que considera inaceptable en una sociedad como la barcelonesa.   Fuente


Comentarios