Someten hombre por falsa alarma de bomba en el AILA

Rubén Manuel Ciprián Toribio, detenido por una llamada de amenaza de bomba al AILA.

El Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) informó este miércoles del apresamiento y sometimiento a la justicia de un dominicano por haber dado una falsa alarma de bomba en el vuelo DL 514 de la Aerolínea Delta, que pretendía despegar del Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA) con destino a la ciudad de Nueva York.
La detención de Rubén Manuel Ciprián Toribio se produjo durante un operativo efectuado en el hotel Barceló Punta Cana, por miembros de la Unidad de Antiterrorismo del Directorio de Contrainteligencia del DNI, quienes llevaron a cabo la investigación tras recibir la información del Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC).

Tras ampliar las investigaciones se determinó que siendo las 03:08 horas del 30 de junio 2014. Rubén Ciprián se comunicó con una amiga identificada como Rosandy Miguelina Arias Ventura, quien le gestionó mediante conferencia el contacto con el aeropuerto, produciéndose la alerta “ANAR ERIC ADLER, DELTA 514, ESO ES UNA BOMBA”.

La frase se refería  a un ciudadano americano con ese nombre, quien es su pareja sentimental y con quien compartía habitación en el referido hotel donde sostuvieron un enfrentamiento, lo produjo que Anar Eric Adler se marchara del complejo y Rubén Ciprián en represaría, decidiera ponerse en contacto con las autoridades del AILA, con el interés de que lo detuvieran bajo la acusación de querer detonar un bomba en dicha terminal aérea, produciéndose la falsa alarma,  que activo inmediatamente los organismos de seguridad del Estado.

El DNI explicó en un comunicado que determinó que dicha llamada se originó desde el número de teléfono fijo (809)-568-6088,  ubicado según la celda en Villa Mella, Sto. Dgo. Norte, por lo que inmediatamente se procedió a enviar un equipo de ubicación y reconocimiento a dicha dirección. Los detenidos fueron sometidos a la acción de la justicia conociéndole medida de coerción. A Rubén Ciprián le dictaron tres meses de coerción.

Las autoridades del DNI fueron enfáticos en plantear que estas llamadas molestosas y que ponen en riego las operaciones de las terminales aéreas son castigadas por el Código Procesal Penal  por estipularse las misma de carácter  de seguridad nacional como internacional, ya que inmediatamente se produce una información de este tipo se aplican procedimiento en los dos aeropuertos (de salida y llegada).

“Este caso se pudo mantener herméticamente cerrado con la finalidad de no llevar preocupación y pánico a los pasajeros y turistas que cada día ingresan y salen de territorio dominicano”, explica la nota del DNI.

En mayo pasado ocurrió otro incidente sobre una amenaza de bomba en el AILA, pero la llamada la habría hecho un niño de 10 años.   Fuente


Comentarios