miércoles, 16 de julio de 2014

Cuatro curiosos consejos que te ayudarán a mantenerte sano

Un profesor estadounidense afirma, entre otras cosas, que beber agua en abundancia reduce el dolor de espalda y que los plátanos verdes son uno de los alimentos más sanos y saludables

1.- Comer plátanos verdes

Cuatro curiosos consejos que te ayudarán a mantenerte sano 
Los plátanos verdes contienen almidón resistenet a la digestión, una sustancia que es digerida más lentamente de lo normal
Con la llegada del verano es un deseo general poder lucir un cuerpo escultural en la playa. Sin embargo, en muchas ocasiones se hace imposible seguir la gran cantidad de normas que los expertos lanzan día tras día. Por ello, el profesor de bioquímica Rodney Bilton (de la Liverpool John Moores University) ha decidido atajar este problema y, tras más de 15 años de investigaciones, ha hecho público un estudio en el que recoge los consejos básicos para que la sociedad pueda reducir la cintura a la vez que se mantiene sana. Sus premisas son –cuanto menos- curiosas.

En primer lugar, el profesor Bilton aconseja comer asiduamente plátanos verdes. ¿La razón?: Contienen un tipo de sustancia llamada almidón resistente que, además de reducir el colesterol, no es digerido por el intestino delgado y alcanza el grueso casi intacto. Allí, es asimilado de una manera más lenta, lo que otorga energía al cuerpo humano durante un período más largo de tiempo.

A su vez, el almidón resistente destaca debido a que, aunque es un carbohidrato, su composición química no provoca que el azúcar en sangre se eleve. Esto convierte al plátano verde en una comida ideal para aquellas personas que tengan problemas con el azúcar o padezcan diabetes. Finalmente, esta sustancia también provoca la liberación de una hormona llamada «glucagón», la cual aumenta la velocidad a la que nuestro cuerpo quema la grasa.

Así pues, si quieres mantenerte sano, no hay nada mejor que comer plátanos verdes. Cuanto menos maduros estén, mejor. No obstante, si no te gusta este tipo de fruta no te preocupes, pues puedes encontrar almidón resistente en alimentos tales como cereales integrales y verduras (aunque en menor cantidad, según afirma el experto en su estudio).       Fuente



No hay comentarios:

Publicar un comentario