Cómo hacer un arroz perfecto



El arroz es un alimento muy cotidiano en nuestra vida, pero no todos sabemos hacerlos bien. En realidad, es más sencillo de lo que parece. Solo tenemos que seguir unos cuantos consejos y quedará asegurado un arroz divino.

Para que no se apelmace, hierva el agua con sal y un poco de aceite de oliva.

Agregue el arroz cuando el agua esté caliente y remueva bien. Baje el fuego al mínimo y cocine tapado hasta que el líquido se absorba completamente.

Mida con precisión el arroz y el líquido. Normalmente es dos tazas de agua por una de arroz, pero lea bien las instrucciones del fabricante porque puede variar según el tipo de arroz.

Mantenga la olla tapada para que no se vaya el vapor.

No mueva el arroz hasta que esté cocinado. Una vez listo, esponje con un tenedor, no con cuchara, ya que así se rompe.

Si le queda crudo, necesita líquido y cocción. Agregue agua, tape la olla y cocine los granos hasta que estén tiernos.

Si quieres que los granos queden bien separados, puedes freír el arroz en un poco de mantequilla antes de agregar el líquido.    Fuente

Comentarios