«Ciudad Anarquía», el agujero urbano donde 50.000 personas vivían sin ver la luz del sol

Este complejo amurallado, cinco veces más pequeño que el Bernabéu, era el lugar ideal para los bandoleros de Hong Kong


«La ciudad más oscura del mundo», «el hormiguero humano», «Ciudad Anarquía». A veces el lenguaje no alcanza para definir lo que hasta 1980 era el agujero más poblado del planeta. Más de 50.000 personas se hacinaban en el interior de un lugar tan irreal que parecía sacado de Mad Max.

La ciudad amurallada de Kowloon, en Hong Kong, no debería haber existido. Y sin embargo 50.000 almas se desarrollaban en el interior sin apenas ver la luz del sol. Su origen, tan extraño como su apariencia, es un error del urbanismo moderno que provocó que el espacio equivalente a una quinta parte del Santiago Bernabéu fuera propiedad de nadie: la policía de Hong Kong no podía actuar en el 13 Rue de Kowloon porque estaba bajo mandato de China. Y las autoridades chinas nunca quisieron solucionar el problema.

Opio, mafias, bandoleros, médicos ilegales en consultas insalubres... El desarrollo de la ciudad se sale de cualquier lógica. Como no podían crecer a lo ancho, crecían a lo alto. Y como no tenían ni tiempo ni dinero para derribar una casa y construir otra, los bloques de vivienda se iban apilando uno sobre otro como una construcción de naipes.

Así, mientras Hong Kong se convertía en la ciudad hipermoderna que es hoy, los habitantes de Kowloon andaban entre calles del tamaño de un pasillo donde los rayos del Sol no llegaban. La luz era el bien más preciado. Los cables, que salían como ramas de un misterioso interior, eran el cordón umbilical que alimentaba de electricidad al monstruo de Kowloon. Un monstruo que de 50.000 cabezas.   Lea mas

Comentarios